domingo, 24 de febrero de 2008

Con licencia.

Juan el poderoso.

Buena defensa.


De vuelta.
CACERES 2016 69- SANTA POLA 63.


CACERES 2016: Sam Jones (3), Kelvin ´El Pollito´ Peña (20), José María Panadero (13), Harper Williams (11), Sidao Santana (2) --cinco inicial-- Ricardo Busciglio (4), Luis Grúber (4), Juan Sanguino (12), Félix Ortiz (0).
SANTA POLA: Matías Ibarra (5), Roma Bas (0), Samuel Garrido (9), David Moro (6), Reginald Butler (2) --cinco inicial-- Mark Bigelow (5), Asier Martínez (3), Cano (2), Ausina (9), Saulo Hernández (0), Cardador (11), Sánchez Bernat (12).
PARCIALES: 16-17, 35-31 (descanso), 49-45, 69-63 (final).
ARBITROS: Pérez y Blanco. Eliminado: Mark Bigelow (min. 35).

Se paso el expediente, ese era el sabor de boca que se llevaban a sus casas, en la noche del viernes, los aficionados del Cáceres 2016. Había que ganar y eso es lo que realizó el equipo de la ciudad. No quedaba mas y el del Santa Pola en el multiusos estaba llamado a ser un partido para meter al equipo en puestos de privilegio competitivo en el que ahora, tras ese expediente duro, complicado y difícil que paso el equipo de Piti, se encuentra.

No se puede escribir de un partido esplendoroso del 2016, ni siquiera de un buen partido, no llegaría un exigente ni a redactar esta crónica de un partido aceptable, pero a fuerza de ánimo y con la seguridad del expediente cumplido, el que firma este escrito a modo de crónica, cuenta al menos con la sensación de sentarse ante la pantalla del ordenador con la satisfacción de tener, en el cajón de las victorias la décima, a una sola de igualar el listón con las derrotas y sobre todo en ese cuatro de cuatro que se pedía como necesidad para todo lo anterior.
Pero costó, vaya si costo. Y queda claro el hecho tácito de que en esta Plata nadie te regalara nada. Nadie; solo basta mirar a resultados que de cada jornada donde queda suficientemente claro, como para demostrar que la realidad es la que se vive jornada a jornada. La de este pasado viernes, con un inicio de partido horrendo de los hombres de Hurtado; solo Panadero, bien llegada su presencia otra vez, aguantó el tipo; deja quizás ese escozor y zozobra que aportan un sinfín de fallos, precipitaciones en ataque, mal tiro, escaso acierto y demás adjetivos que desespera a una grada que, sabe entender que lo único importante es quedar uno arriba en el luminoso.
Y el rival no era nada sencillo, porque no es su lucha, no es su liga ni su, al menos en este momento rival directo, y eso hace que luche con mas fuerza para no buscar la proeza de ganar, si no tal vez dar una campanada a modo de resultado, por escribirlo de alguna manera con la que no se contaba. Así, el Santa Pola se presenta con doce hombres que se rotan en todo el partido sin alardear ninguno de ellos en sobresalientes números, pero luchando por cada balón con garra no inocente, y eso al Cáceres 2016 no le gustó, o no lo esperaba. Si como ingrediente añadido le pones un gramo de poco acierto en el tiro, de Santana desesperante, de Gruber fallón, de Harper poco acertado y menos contundente y la, no se sabe por qué acelerada imperiosa necesidad de atacar contra la defensa contraria sin aprovechar todo el tiempo, lo que da esa sensación de ser unos alocados sin esquemas atacantes. Y eso que Peña esta dando de sí mucho en este equipo. El dominicano esta ese estado de gracia que te hace disfrutar y saber que ahí se encontrará cuando el equipo lo necesite, cuando sea necesario, sacándose de su guantera cualquier genialidad para ser aportada, porque el secreto de partidos como el del viernes es ese, genialidades individuales que saquen de soporíferas transiciones, de un balón perdido y otro también.
Así y todo, queda patente con infinita claridad el cambio del que tal vez no sea necesario hablar más, que no es otro que, esa aptitud de equipo fuerte y ¿grande? en el que se puede estar convirtiendo este conjunto.
Cuando así lo requiere el guión, se tira de cartel y aparece quien tiene que hacerlo. En el último choque, no solo resurrección de Panadero. Además del mencionado presente del “pollito”; Harper, en plan necesidad, anotó sus puntos clave exprimiendo su presencia en el último y complicado cuarto final, donde los de negro incluso vieron por debajo los números rivales y el miedo escénico, por décimas sobrevoló por una grada que en sentido ascendente se haya con un equipo, el Cáceres 2016 que paso un expediente con victoria, simple pero valiosa al fin y al cabo.
Enlaces:
ACB , jornada interesante. http://www.acb.com/
Resultados ynumeros de jornada 21 Leb Plata.

5 comentarios:

Julian dijo...

La verdad es que el viernes sufrimos de lo lindo, supuestamente teníamos enfrente un equipo (penúltimo de la tabla) al que creíamos se podía ganar de paseo, pero no fue así, esperemos que nuestros chicos se pongan las pilas para el que viene que ese hueso es duro de roer.

Anónimo dijo...

Gracias a que estuvimos un poco mejor en defensa pues el ataque fue nefasto, pienso que se corrió demasiado, se va como con prisas, fue un partido que aunque lo ganamos nos puso a todos los aficionados con los pelos de punta.

Anónimo dijo...

Bien por Pana, nos gustó verle otra vez anotando y jugando. Piti nos haces volver a tener ilusión con lo que nos están dando tus chicos y todos los que los rodeais. Saludos a la peña.

Anónimo dijo...

Casi nunca se comenta nada de los arbitrajes, pero mira que son malos los de esta categoría ehhhhh, lo del viernes y otros muchos días es de juzgado de guardia.

Carlos Sánchez dijo...

quiero comentar que el otro día en el partido los niñ@s del sagrado corazón animaron muchísimo, debería la directiva darles pase a todos esto chicos de los colegios que animan mucho y nunca se sabe que puede salir de ellos, quien sabe.......