domingo, 20 de abril de 2008

CUESTION DE OBJETIVOS.

EL CÁCERES 2016 ACARICIA LOS PLAY OFFS.

CACERES 2016: Busciglio (14), Jones (5), Peña (5), Sanguino (11), Williams (19) --cinco inicial-- Panadero (15), Gruber (6), Félix Ortiz (-), Lorenzo Díaz (-), López Varela (-).
OURENSE G. JUANES: Moore (15), Ros (15), Primc (-), Z. Williams (10), Salsón (13) --cinco inicial-- C. Williams (-), Alvarado (11), Sheburov (-).
MARCADOR POR CUARTOS: 20-23, 39-32 (descanso), 59-46, 75-64 (final).
PARCIALES:20-23, 19-9, 20-14 y 16-18.
ARBITROS: Albacete y Jerez. Eliminado: Sam Jones (min. 39).

Fue la noche del pasado viernes una noche de cumplimientos de objetivos. El Cáceres 2016 cumple y su empresa, en tiempos convulsos, alcanza metas encargadas por la ilusión que se genera entre un colectivo, a cada paso más amplio, a cada momento mas cargado de esperanzas y a cada oportunidad mejor colocado. La oferta lanzada a la afición para que arropase al equipo, en el que a priori puede ser el partido mas flojo de los que restan de regular en el Multiusos, fue contestada con la afluencia de una cantidad considerable de amantes del baloncesto, en una noche en la que la rareza de los hechos, sentenciaron un choque con derecho al menos a poder aspirar y en la que, lo mejor fue calibrar la fuerza de un proyecto joven pero fuerte, con la rubrica que, en el descanso dieron una cantidad de chicos y chicas de diferentes edades vestidos de corto con aspiraciones a cimentar lo que, de nuevo se esta creando en la ciudad: filosofía del baloncesto.

Si un objetivo era buscar esos, Snobs que según el técnico y director general del Cáceres 2016 pueden estar perdiéndose el espectáculo que mayor seguimiento tiene en nuestra ciudad en estos tiempos; el club lo consiguió. A pesar de que contar una a una las butacas que estaban ocupadas en el pabellón es tarea ardua, si se puede decir, a ojo, claro está, que las cifra aproximada de los asistente a un partido de Leb Plata en la capital cacereña, entre el equipo de la ciudad y uno de los últimos clasificados, acerco a la cancha de juego a mas de tres mil personas, en una noche en que la competencia de un viernes noche y un Extremusica amenazado por la lluvia, competían con las canastas.
Y no es que se viera un espectáculo exquisito. No fue el caso. Aparte de la grata noticia de la victoria final y la presencia de la mencionada cantera, lo mejor pudiera enmarcarse en una, quizás, inesperada noticia: el 2016 también gana cuando el pollito no aporta. La idea de tener a todo un Peña sentado en el banquillo durante veinticinco minutos no era un pensamiento esperado, pero dos faltas rápidas en el primer cuarto le otorgaron puesto entre los asientos de descanso. Existe la teoría práctica en la que se expone el hecho del alivio de gente que puede necesitarse en un futuro de pago mas alto en sucesivos envites, como quiera que la respuesta por el resto del colectivo cacereño fue regular ante tan vital ausencia, respondiendo a tirones de las distancias amparables en el tiro exterior gallego; que Kelvin no entrara en planes de urgencia puede tratarse de un objetivo mas, encubierto eso sí, pero al fin y al cabo objetivo, porque dio alas a terceros nombres que se encontraron con minutos por delante para buscar el equilibrio mas o menos dispuesto entre los que se puede tener y necesitar para tomar cumbres duras de alcanzar.
Es ahí donde leemos, en este raro partido el nombre de Busciglio y la alegre, para muchos cuantos estamos mirando el baloncesto este año, presencia de José María Panadero. Veintinueve puntos entre ambos (14-15), y valoraciones de 21 y 18 son exponentes de esta teoría de la ausencia del que puede ser vital en posteriores encuentros, dando constancia al cumplimiento objetivado.
Los gallegos entraron antes en el partido, eso es un hecho constatado, pero rápido se vieron enterados del porque de la regularidad de los de Piti; estos, a base de soportar los arranques de tiradores como Moore, y enterados de la realidad y del oportuno liderazgo de Harper, ese hombre del que muchos dicen se le nota cansado y del que otros opinamos que su combustión esta aun lejos, presente cuando de ella hay que echar mano. Como quiera que sus actos así lo demuestran sin ni siquiera mirar la realidad de los números, tan claros siempre, su 26 de valoración es un exponente real de lo constatado, amparado en los mismos datos que sus rivales, de los que solo hay que mirar los signos en negativo que la actuación del americano les proporcionó.
El 19-9 de parcial del segundo cuarto puso el ecuador del choque en seis arriba y la espera del impulso definitivo esperable para el tercer cuarto.

Llegar como tal no llegó, o la rareza del partido no lo dejó notar al menos, pero a pesar del baile de, ahora mas y luego menos, la realidad no era otra que el paso de minutos con el esquema y las rotaciones haciendo ebullición en el banquillo local, con minutos cortos y sentadas rápidas para todos, donde el Pollito volvió a la cancha y dejo su firma en varias acciones para que no se le olvide al respetable que tiene una estrella en su equipo. Pero también, el conjunto responde ante llamadas a lo menos normal y otros mantuvieron a ralla a los de Orense, que obcecados, en dar una sorpresa de salvación a su angustiosa necesidad soñaba irónicamente en remontar las cortas pero perdurables diferencias en el marcados que, con los minutos finales de un Willians en busca de un clamor del aforo superior de toda la Leb, rindió pleitesía cuando a falta de un suspiro, era sentado en el banco después de casi treinta y cinco minutos de partido a su espalda.
Eso si, la ovación sumo enteros porque el luminoso daba distancia de tranquilidad al equipo de casa, con la serenidad de haber existido en una noche en la que coronar objetivos era la premura y el 75-64 final no fue mas que uno de ellos que lejos de ser anecdótico, es reflejo fiel del porque el baloncesto debe tener amplitud de miras en una ciudad como ésta.
ENLACES:
Jornada 30 Leb Plata.
ACB.
Jornada 31 .

7 comentarios:

Carlos Sánchez dijo...

Pues sí, el partido fue algo raro la verdad, pero lo importante fue el triunfo que nos hace rozar con los dedos los play – off.

Muchas veces no entendemos los cambios de los entrenadores, pero claro está que ellos conocen a los jugadores, los momentos, las circunstancias, etc. por eso debemos dejar que ellos lleven al batuta que para eso es su trabajo, aunque no entendamos cambios.

Por otra parte quisiera comentar algo respecto a las retransmisiones de los partidos, ya lo hice en el partido que se jugó en Gijón en este mismo blog, sigo agradeciendo a Vía Norba la retransmisión de dichos partidos pero “aún ganando” los comentarios que se hacen por parte de los comentaristas siguen siendo penosos, Canal Extremadura también retransmitió dicho partido (aunque no en una hora apropiada) pero eso si es comentar un partido de baloncesto, así te enteras de muchas cosas, se conocen bien el trabajo que realizan. Felicidades a ambas cadenas por la retransmisión y a este blog por permitirnos dar nuestra opinión.

Julian dijo...

La verdad es que el partido que vimos fue un poco extraño, no se temió por el resultado que es lo importante.

Anónimo dijo...

donde puedo comprar una bufand y cuanto cuestan??gracias

J. @ntonio Bol@ Gonz@lez dijo...

Las bufandas las venden en la sede del club. El precio por las que se vendieron en el pabellón el pasado viernes era de 10 euros.
Gracias por leer el Blog.

Anónimo dijo...

Pues es lógico que Piti les de tiempo a todos los jugadores, se tienen que foguear antes de llegar a los play offs, porque los necesitaremos a todos claro está y cuanto mejor estén más rendirán no?

pope dijo...

Alguien sabe si el club del Cáceres venderá entradas para el partido del Plasencia? quiero ir con unos amigos a animar a nuestro equipo el 9 de mayo, si alguien sabe algo por favor que lo diga. Gracias anticipadas

McArthur dijo...

En estos compases finales, me está gustando mucho la imagén que los jugadores y cuerpo técnico dan de "EQUIPO", pero igual que en su día he alabado a otros, en esta ocasión quiero descubrirme ante Harper, indiscutiblemente The Boss.