viernes, 10 de octubre de 2008

OPINIÓN. MAS SOBRE HARPER.

( En un intento por acercar todas las opiniones posibles sobre el tema Haper Williams, Baloncesto desde Cáceres, aporta la de dos profesionales conocedores de los transfondos del deporte de la canasta en Cáceres.
Javier Ortíz, redactor de "El Periódico Extremadura y Alejandro Sagalas, director de la revista "A Pie de Pista". Cada uno, a su manera, aporta su opinión sobre tan importante tema que desde el pasado miercoles sacude la actualidad del Cáceres 2016.
El artículo de Ortiz, esta colgado en su blog Bujacocesto. En él da cinco puntos claros y concisos que resumen perfectamente la realidad de lo acontecido.
Sagalas, da su punto de vista, enfocado a recordar a Harper y opinar sobre la actuación del club.
Dos opiniones más, que este blog regala, a la espera del desenlace final, en su afan por tener cuantas mas opiniones posibles mejor que ayuden a tener informado a quien así lo desee., o también .)

CINCO PUNTOS SOBRE EL TEMA DE LA SEMANA.
Por Javier Ortíz. Redacctor de El Periódico Extremadura y creador del blog Bujaconcesto.
Hoy voy a hablar de algo menos filosófico: la salida de Harper Williams del equipo y la inminente llegada de Wayne Simien en su lugar. Al lío, venga.

1. Harper Williams cometió un error en la noche del pasado 28 de septiembre. No voy a ser yo el que lance la primera piedra contando detalle por detalle lo que ha trascendido "sotto voce" de este turbio asunto, pero en mi opinión personal (no jurídica) es lo suficientemente grave como para cortar a un jugador sin indemnización.

2. Los directivos del Cáceres 2016 están obsesionados últimamente con dar buena imagen del club, con conservar el patrocinio de Marca Extremadura por encima de todo (hay que decir la puñetera verdad: sin la Junta esto no hubiese salido hacia adelante). Y cualquier cosa que dañe la imagen del club puede ser letal para el futuro. Así es que han decidido atajarla del modo más taxativo. Y pongo énfasis en los directivos porque Piti Hurtado no era tan partidario de esta solución y más bien estuvo intentando "salvar" al jugador unos días.
3. No la hagas, no la temas. No había escuchado mucho esta expresión, pero un amigo mío empezó a decirla bastante a menudo y se me quedó, mira tú por donde. Si esto le hubiese pasado a otro jugador de la plantilla, quizás la reacción no hubiese sido la misma, entramos en el terreno de la hipótesis. Resulta que la sensación era bastante general de que el equipo daba bastante ventaja empleando una plaza de extracomunitario en Harper, que ya con dos años menos le costó con Breogán ser mínimamente importante en la LEB Oro. Si ocurre esto (su partido ante Gandía fue bueno, pero nada más) y encima das un motivo para que se te eche, pues se te echa. No la hagas, no la temas.

4. Respeto hacia un profesional. Difícil disyuntiva: ¿qué hacemos? ¿Contamos lo que ha pasado con pelos y señales para fundamentar más nuestra decisión a nivel público o soltamos unas cuantas ambigüedades ("motivos disciplinarios") para no dañar a un jugador que, hay que resaltarlo, lo ha dado todo el tiempo que ha estado aquí? Cualquiera de las dos soluciones es mala, pero cualquiera de las dos es admisible porque el Cáceres 2016 no es el causante de esta situación. Hay que agradecerle a HW lo honesto que ha sido este casi año que ha estado entre nosotros, pero ya está.

5. La oportunidad la pintan Simien. A este cóctel le unes un pívot que ha demostrado ser dominante en la NCAA con un equipo importante (Kansas, 20-11 la última temporada) y que ha compartido vestuario con Shaq y Wade, ha ganado un anillo (bueno, ya sé, no jugó ni un minuto en la final), los informes son estupendos, la pinta es increíble, económicamente no va a resultar nada si, como parece, la rescisión con HW, es justificada... Wayne Simien le dio la puntilla a su compatriota porque, lesiones y adaptación mediante, va a darle un enorme salto de calidad al equipo. Da pavor pensar en Moss y él viviendo por encima del aro, machacando a collejas a los pívots de la LEB Oro. El problema será, poniéndonos a soñar, que salga demasiado bien y en enero te lo quieran quitar. El Cáceres ha competido con equipos de Euroliga por convencerle.

Hasta aquí como yo lo veo. La pena es que el jugador no haya dicho nada, porque a veces parece que sólo nos quedamos con la versión del club. Pero que no digan que no preguntamos. "My agent said for me to not speak on the situation. sorry", me ha escrito HW en un e-mail. Su empresa, U1st, no está muy contenta, aunque aún está pensando su estrategia. Es una de las grandes "cuadras" de jugadores (para empezar, Rudy Fernández) y en ella trabaja David Brabender, por cierto.



............................................................

WILLIAMS, GUARDAR COMO BUENOS RECUERDOS.

Por Alejandro Sagalás. Director de A Pie de Pista y creador del blod Enataque.

Mi relación con Harper Williams es un tanto curiosa. Nunca hemos intercambiado palabra alguna, pero sí hemos interactuado de una forma un tanto extraña a través del periódico. El año pasado cuando en la sección de “A Pie de Pista” ,“ojo con...”, buscaba durante la semana qué jugador podría ser el más destacado o peligroso del conjunto rival, casi siempre encontraba al norteamericano de turno con grandes estadísticas y que tiraba de su equipo. Pues bien, era poner al Steve Johnson de turno como el jugador a seguir y llegar Harper y dejarlo en 7 puntos y unos cuantos rebotes.
Mientras, esta temporada ya no hay esa sección en el A Pie de Pista y dudo que si la hubiera, Williams los sacara de la pista con tanta facilidad, aunque si creo que tiene calidad para seguir ayudando al equipo en la LEB Oro. Ahora, según el club, ha cometido un acto que se sale del código disciplinario del equipo y que, de momento, no se desvelará por el bien del jugador. Muchos hablan de exceso de hermetismo en el asunto, pero en estos casos tiene que primar el vestuario, esa gran familia que celebra las victorias con el aficionado, pero que también sufre sola en el autobús cuando el resultado ha sido adverso. Pongamos como ejemplo la selección española de baloncesto, los jugadores más propensos a tratar bien a los medios de los últimos tiempos y que cuando se les preguntan por banalidades como la pocha cierran escudos en pos del secreto de vestuario. De ahí, que para lo bueno como para lo malo el candado del vestuario tenga que estar más cerrado que nunca.
La impaciencia del aficionado cacereño es de recibo, pero también la postura del Cáceres 2016, que aunque algunos piensen lo contrario, está llevando de tal modo el asunto para que un jugador que un C.V. intachable no sea evidenciado. De todos modos, yo lo que voy a hacer tras escribir estas líneas es enviar todo este asunto a la papelera de reciclaje y me guardaré en la carpeta de buenos recuerdos el partido de Plasencia de Williams o todos los “ojo con” que se merendó la temporada pasada. Además, inmediatamente mi cerebro abrirá el archivo de word de La Palma, ya que hoy a las 21.00 horas hay que
arrimar algo más que el hombro.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Tampoco se explica la realidad de lo acontecido aunque es conocido ya por todos, logico por otra parte pues ninguno de los dos lo tiene que decir, eso corresponde al club.

Anónimo dijo...

Pues si, estamos exigiendo al club que hable, pero por que no lo hace el propio jugador? que todo el mundo lo defiende pero ha cometido un error gravísimo.

Juan Luis dijo...

Llevo leyendo este blog desde que me lo recomendaron unos amigos, me parece bastante serio y muy constante en la información que da continuamente, es por eso, por lo cual me he decidido a comentar algo sobre el tema que nos tiene ocupados esta semana, “Harper”, creo que se están diciendo muchas cosas en contra del club, sobre la decisión tomada, pero creo que todo el mundo se debería poner la mano en el pecho, para escribir las barbaridades que se están escribiendo, puesto que el club es una sociedad como otra cualquiera en el cual hay una serie de normas que el que esté dentro tiene que cumplir, de todos es sabido que el ser humano tiene derecho a su intimidad, claro que si, pero también de todos es sabido que quien hace algo que no debe en la vida debe pagarlo.

Harper ha tenido una carrera en España intachable, pero ha cometido un error grave que ha transcendido como la pólvora por una ciudad tan pequeña como es Cáceres, por ello debe ser castigado no solo por el club, que algo más saldrá más adelante, pero ahora, con la mano en el pecho, ¿cómo se debe quedar a un jugador de un club sin castigo cuando detrás tiene a más compañeros que pueden hacer lo mismo? Es como si en un colegio no se castiga al niño que pega a sus compañeros, o en un trabajo no se castiga al trabajador que hace un hurto, o en la vida real no se castiga al hombre que pega a una mujer; son cosas que no pueden quedar impunes pues entonces la sociedad sería intratable.

Con lo cual creo que todos deberíamos recapacitar, incluido algún periodista radiofónico que defiende a Harper y tira por tierra al club, que la sanción que se le ha impuesto a Harper de apartarle del equipo definitivamente es la más correcta, porque también podríamos mirar el mal que nos puede ocasionar la falta de Harper por ejemplo en el partido de esta noche, en cambio el club no ha vertido nada sobre él teniendo en la mano la verdad de lo acontecido, el club es una institución financiada este año con dinero público con lo cual aún tiene más motivos para tomar la decisión que ha tomado.

A los deportistas unas veces se les enaltecen y otras se les tira por tierra, muchas veces injustificadamente, pero esta vez, desgraciadamente para todos, tiene una justificación demostrable incluso judicialmente.

Un saludo para todos los lectores de este blog.

Anónimo dijo...

Pero Juan Luís, esos comentaristas radiofónicos (me imagino que hablas de David Santos) han visto el cielo abierto con este tema para cebarse con el club.

Este señor, que se hace llamar periodista, está rabioso desde que el club dictó unas normas que él no quiere cumplir. Lo fácil es llamar a los jugadores y entrenadora para que te hagan el programa en directo y no irse a la rueda de prensa como hacen todos.

Y como no le dejan hacer lo que quiere, se enfada y a partir de ese momento, todo lo que hagan en el Cáceres 2016 Basket está mal para él.

Así es que yo creo que es mejor ignorarle y dejar de oírle, a ver si ante la bajada de oyentes le echan y ponen a alguien como Dios manda, que se lo curre y sea imparcial y objetivo.

Anónimo dijo...

En el Hoy pone esto sobre Harper:

160 días de multa a razón de nueve euros (1.440 en total), 12 meses de retirada del carné y 20 días de trabajos en beneficio de la comunidad. Es la condena impuesta por un juzgado de Cáceres a Harper Williams como autor de un delito contra la seguridad del tráfico, cometido al conducir bajo los efectos del alcohol.

El jugador del Cáceres 2016 Basket aceptó la pena durante el juicio rápido que se celebró contra él hace unos días.

Anónimo dijo...

La Directiva ha hecho lo correcto. Cualquier otra solución hubiera sido muy perjudicial en el futuro. Respecto a la actitud de algunos periodistas, pocos, de poner por encima de todo la "libertad de información" que no olviden que antes de esta libertad está el respeto a los derechos personales y esto supone que el club no puede dar información que atente a estos. Solo el interesado tiene esa facultad.