jueves, 24 de septiembre de 2009

QUE SE ALARGUE LA PRETEMPORADA-

EL CÁCERES SIGUE SIN CONVENCER.
CACERES 2016 - 84: Alex González (2), Lucio Angulo (15), Francis Sánchez (10), Randy Holcomb (19), Drew Naymick (7) --cinco inicial-- Pavel Ermolinski (9), Giorgios Dedas (3), Xavi Forcada (7), Roger Fornas (9), Juan Sanguino (2), Andrés Vaquero (0), Diego Guaita (1).

LA PALMA - 91: Matías Ibarra (14), Josemi García (12), Juan Palacios (13), David Padgett (7), Joaquín Bonhome (7) --cinco inicial-- Jan Orfila (2), Sebas Arrocha (8), Sergio Olmos (17), Luis Gruber (6), Raúl Mena (5).

ARBITROS: González-Zumajo y Valle.

MARCADOR POR CUARTOS: 27-27, 38-42, 56-65 y 84-91.
Parciales: 27-27, 11-15, 18-23 y 28-26.
José Antonio Bola González.
Cáceres.
Como un grupo y no de los mejores. Ese es el estado en el que se encuentra el Cáceres 2016 a un suspiro del comienzo de la temporada 2009-10 y con vistas a organizar algo importante en ella.
Frente a La Palma, equipo del mismo rango, con presentación de conglomerado renovado, (-nueve jugadores estrenan nómina en los canarios-), los de Piti, completos, poco demostraron.
Alejados de la sensación de mecanismo preparado, los cacereños emulan el desconcierto que, por momentos les asemeja a una banda. Sin dirección y con goteras de naufragio en defensa, el caos y las prisas se apoderan de todos los movimientos en la cancha, hasta el grado de, a pesar de atesorar una calidad presumible, hacen que los empujones individuales, marquen el ritmo de la realidad, que lamentablemente se torna corta.

Sin caer en las pretensiones, completo el plantel, Hurtado, mantuvo sentado a Guaita hasta la hora de irse a la cama. En la grada, se rumoreaban cosas feas entre el argentino y el técnico. Éste, impotente ante el equipo insular, mas hilvanado, mejor compenetrado y con imagen mas sensata, rotó toda su apuesta sin encontrar la imagen esperada.
Y eso que 27 puntos en el primer cuarto animaban en ataque, perfecto si no se hubieran encajado otros tantos, y sensacional si el partido no hubiera vivido en una locura absurda en esos diez minutos.
El resto, tropiezo tras tropiezo, en los que Angulo, pundonor puro y duro, junto a Holcomg, que apunta unas maneras tremendas; fueron las mejores ideas de coherencia baloncestistica.
Lectura de fracaso momentáneo, a expensas de la visita cultural a Lisboa, punto y final a una pretemporada para el olvido, sin conclusiones que sumarse a ese estado de ansiedad de una grada, anoche demasiado vacía, que no entiende de tranquilidad en cuanto a su equipo de baloncesto se refiere. Identificar la palabra desasosiego y problema con el Cáceres 2016, comienza a ser demasiado arriesgado a escasa semana de la tercera temporada tras el resurgimiento. El resultado no gustó, la imagen aburriera y desesperó. Y las caras de los jugadores en la cancha, con esos pequeños detalles que también escriben en la mente del aficionado, delatan cierta falta de la guinda necesaria para competir. Ojala se quede en presentimiento

3 comentarios:

Rayito y Lanita dijo...

Bienvenido de nuevo al mundo de la Bologsfera¡¡ seguiremos atentos los avatares de nuestro equipo de basket a través de este espacio.

Un Saludo
José Manuel Rayo

McArthur dijo...

Tu presencia se antoja necesaria, nada seria igual sin este magnifico blog. Me alegro de la decisión que has tomado, información real desde la perspectiva de las gradas, siempre con respeto, pero muy, muy fidedigna.

Tu lo has dicho, esto es pretemporada, pero esto cambia o la afición de este Cáceres va ha sufrir más que los del atletic.

Nos vemos en la capital lusa, ojala, que la próxima entrada puedas contar una victoria de los nuestros.

Un abrazo.

taburete dijo...

Lo tuyo son vacaciones y no lo de los maestros.
No pude ir al partido, pero creo que no me he perdido nada.
Como esto no cambie, lo tenemos más crudo que el que se perdio en la isla.

Un saludo y bienvenido a casa.