martes, 20 de octubre de 2009

SOLO UNA POSESIÓN.

Enredados en la realidad.

En el sentimiento del deporte actual, ese que lleva a tener resultados que se muevan en proporcionalidad a los €uros, lo cotidiano no se mueve en otro sentido diferente a la rentabilidad. Lo deportivo, deja muchas veces paso a lo efectivo.
Lo efectivo a lo real.
Mírense el caso del Atlético de Madrid, equipo con calidad que emite señales cada vez más débiles, cada minuto mas alejadas de su objetivo. Su manera de existir en esta temporada, amaga con dejar cadáveres en su corto paso por la historia, en la primera de futbol nacional.

Ser aficionado o seguidor Atlético, augura un sin fin de sentimientos encontrados durante la historia. Ser del equipo madrileño, es como ser hipertenso, una vez que te lo diagnostican, ya lo eres toda la vida, con todo lo que ello engloba; tienes que dejar de comer cerdo, debes hacer ejercicio, olvidarte de alcohol, sal, tabaco.... o lo que es lo mismo, tienes que joderte.

Me lo dijo mi médico, cuando hablábamos el otro día en su consulta.
Al salir, cuando me iba hasta el coche, con muy mal humor, pensaba en lo semejante que es, ser aficionado Atletico, y serlo del Cáceres 2016.
Por un momento vi tan parejas las marchas de los dos equipos, salvando las existentes distancias en lo económico, que por un instante me sentí mas pendiente de saber si el culpable de los males rojiblancos, es su entrenador Abel, o lo son sus jugadores, a los que se les presume mucha calidad.

Me fui a comprar las pastillas, también soy hipertenso.


Romualdo.

1 comentario:

Taburete dijo...

No creo que la culpa sea de los juadores, pues son solo unas marionetas que álguien tiene que mover para que pueda comenzar el espectáculo.