jueves, 11 de febrero de 2010

GRANDES.

PARTIDAZO DE CHERRY. CUARTA VICTORIA CONSECUTIVA.


Cáceres 2016, 91: Cherry (30), Forcada (0), Angulo (9), Taggart (2), Naymick (13)- Sala (0), Francis (16), Dedas (3), Berzins (16), Guaita ( 2).


Rio Breogan, 90: Ordin (10), Gomes (12), Nunes (17), Adrien (16), Coleman (6)- Valmajo (7), Roman (3), Corbacho (10), Balmou (8), De la Fuente (1).


Arbitros: Uruñuela Uruñuela - Santana Morales.


Marcador por cuartos: 18-27, 41-51, 67-62 y 91-90.

Parciales: 18-27, 23-24, 26-11 y 24-28.

___________________________________________________________________

Jose Antonio Bola González.

Cáceres.

____________________________


Un equipo se hace grande a costa de sufrir. De ello saca grandeza, encuentra su propio sentimiento y consigue metas. En el deporte, la regla es sencilla: persistencia.

Eso, y esta noche, Carlos Cherry. Fue su partido. Tanto que incluso el ultimo balón, ese que dirimiera la contienda, lo perdiera el jugador de Sevilla, pero con la fortuna de su parte, porque el tiempo apremiaba tanto que no hubo minutero para más.

Se marco el base cacereño 30 puntos y valoró 37. Corrió, botó, asistió, tiró, dirigió y dominó durante 36 minutos. Sobresaliente, Carlos hizo a su equipo mejor en el momento en que éste lo necesitaba. Es la idea que todo entrenador precisa para sacarse de encima un marcador adverso.


Contagió Cherry al equipo en una noche que comenzara nublada, tanto que se cernieron sobre la tabla del Multiusos, momentos raros no vistos en los últimos partidos. El tercer cuarto vistió de gloria la noche y llamó al Cáceres a doblegar un rival, que viniera a morder con mucho acierto y bravura hasta el bocinazo final.

Breogan tenia la espina de no perder su puesto en la tabla y le pesaba la derrota de la jornada pasada. Hizo un buen partido. Dominó con soltura dos cuartos. Justo, hasta que el Cáceres se hizo grande, y defendió como la noche del Cai. Ajustó sus lineas para desprestigiar un ataque que, en las primeras dos porciones de la velada, fueron machaconamente perfectas para su contrincante.


Había advertido en al previa Aranzana, que, el secreto estaría en el rebote. No anduvo lejos en su apreciación. Breogan se llevó los números en esa faceta, 25-41. Eso alarmó el partido sobre todo en su primera parte. Con Forcada como titular, a modo de sorpresa técnica, el Cáceres vivió la primera distancia por debajo demasiado temprano. El trecho se hizo largo con demasiada premura. Guión roto a los escasos cinco minutos, 7-16. Desajustado en defensa el 2016, precipitó su comienzo con errores de ataque, mientras Breogan tiraba bien, raboteaba más y tenia mas opciones de segundos tiros.

Tras terminar 18-27 el primer cuarto, el Cáceres no encontraba tampoco su sitio en la noche en el segundo rato. Había encajado mucho en los primeros diez minutos. La sangría continuó y el acierto desde la linea de tres, con ventajas en ataque por parte de los gallegos, marcaba aun las distancias. Llegó la brecha a los doce puntos en ese cuarto 30-42 minuto 17, justo en el momento de mas desconcierto. Fue el peor aliento de la noche. A pesar de ajustar un poco mas el parcial, el descanso premió el buen hacer visitante.


Y en estas, entro el base rescatado por Aranzana como su lugarteniente. Tomo la batuta y pensó que debía sacar provecho a todo, para enderezar el ritmo, para tomar el rumbo. Se obstinó el equipo de casa en dar la vuelta al marcador. Si te pones encima, es complicado echarte del partido. Luego hay que ajustar.

El primer acercamiento estuvo a tres minutos de reanudar la pelea, 47-53. Dos minutos y medio después 50-55; a dos puntos a falta de tres para sentarse y por fin empate a 60 cuando restasen 120 segundos. El reverso a la situación vino enseguida, para sellar el cuarto en 67-62, justo en los mejores momentos de los de Aranzana. Cherry como maestro, y el resto haciendo agujeros en la defensa alterna gallega. Angulo como siempre, acompaño a un Naimick igual de guerrero como siempre. El pelirrojo se ha ganado al pueblo.

Los debutantes en la tabla cacereña, tuvieron dispar presentación. Si Taggart no se lució tanto, Berzins, dio credibilidad a su afirmación por su gusto en la linea de tres puntos, cuatro acertadas canastas desde esa raya, prometen en el jugador llegado desde Fuenlabrada. La presencia de ambos se necesita mas fuerte bajo aros. Llegara, se cree. Rotó Dedas en su trabajo sordo como siempre y Francis tuvo aciertos puntuales que animan su presencia. Guaita solo estuvo un ratito, el resto animó desde el banquillo, que también cuenta, mas cuando el último cuarto nace estrecho y se espera la marejada gallega.


Empezó el lío con un triple de Sanchez. Breogan tenia que remar para superar el parcial del tercer acto, (26-12), quedaría muy feo tirar el esfuerzo por la borda. Se esmeró e hizo mas agua en la linea defensiva cacereña.

Se arrimo y jugo para hacer estrecho el marcador. Al paso de los segundos se ajustó todo a los escasos puntos de ventajas y los empatados momentos, esos en los que un equipo se hace grande. Aquellos en los que tienes que demostrar para demostrarte que se dicen. Cherry entendió el mensaje y aprovechó que sus compañeros le seguían. Argumentó Carlos, que el sabe como marcar el tiempo en cada rato, en cada acción, y supo aprovechar su tiro, buscar la calle del medio en atascos y jugar de individual cuando se le precisara. También supo asistir.

Intentó pararlo el entrenador contrario. Falló. Era su noche, la de Cherry.

Tanto que hizo el triple que puso el 83-81 a escasos 1,07. Aun había historia.

No amedrentado Breogan, oficio de los dos equipos reinaba en la tabla por entonces. No falló Sanchez desde la linea de tiros libres, ni Naimick tampoco. Estrategia aparte, haber dado la vuelta a la historia para dejarla escapar, sabia mal. Tanto que luchando, sabiendo sufrir, encontró el Cáceres el premio a la noche de Cherry, la grandeza.

Esa es la que se escribe. Esta noche la rubricó Carlos, la certificó, 91-90, su equipo que se muestra al mundo como apuesta dura. Es el Cáceres, a diez de febrero de 2010. Que pena de tiempos perdidos.



9 comentarios:

Julián dijo...

Sublime la crónica, el partido ufff, sufrimos pero ganamos, Cherry nuestro estandarte, el pelirrojo fantástico, los dos los mejores de la noche de los nuestros y tu crónica la mejor de todas las de el día.

Anónimo dijo...

Hay que reconocerlo, tal y como dice Julian la crónica e sublime, da gusto leerla, para los que vimos el partido es un gran resumen perfecto, y para los que no lo vieron seguro que se adentran en el partido y lo viven. Solo le falta una cosa, los árbitros estuvieron nefastos como siempre.

Anónimo dijo...

un equipo que hace 90 puntos, sólo lo puede ganar el Cáceres, aunque sea con un punto más, impresionante partido. Cáceres puede ganar a cualquiera, es el mejor con un entrador fascinante.

Paco dijo...

La crónica de las crónicas. Impresionante el partido de Cherry "el pequeño grande" como le llamamos mi hijo y yo. Felicidades al Cáceres y al timón Aranzana.

cc dijo...

que partidazo el de ayer, este es de los que hacen afición y bueno de los que se llaman de infarto, que bueno cherry, que bueno aranzana

aficionado dijo...

Sobresalientes Cherry y Naymick, los mejores con diferencia creo que los deberían renovar para la próxima temporada, son fantasticos y cada vez a mas.

Cacereño dijo...

Ahora a por el Melilla "¡¡¡YES, WE CAN!!!" creo que se escribe así y si no pues "¡¡¡SÍ, PODEMOS!!!" que es lo nuestro, je je je

Anónimo dijo...

Por fin tenemos un base en condiones, que maravilla de jugador, es increible, jugón, jugón...y encima es MVP de la jornada, que grande eres Cherry.

McArthur dijo...

Enhorabuena Bola, supera con creces todo lo leído. Cherry superior, pero también quiero felicitar a todo el equipo en lo que corresponde a cada uno. La afición, disfrutando, como debe ser.

¡AUPA CACERES!