jueves, 6 de mayo de 2010

OTRA NOCHE.


UNA SIMPLE CANCIÓN.


José Antonio Bola González.

Cáceres.

_______________________

You'll never walk alone" -"Nunca caminarás solo"- pasó de los escenarios de Broadway a los campos de media Europa gracias al azar. Es un ejemplo de la influencia que han tenido y tienen los Reds en el concierto futbolístico europeo. constituye el santo y seña de la afición del Liverpool.
La pieza, en absoluto pensada para sonar en los estadios, es uno de los puntos fuertes del musical "Carousel", de Rogers&Hammerstein, compositores de éxito de comedias musicales, un género muy apreciado por los ingleses y sus primos los americanos.
La canción viene a recoger los ánimos que transmite un padre a su hija, cuando esta se encuentra triste, haciéndole ver que tras la tempestad llega la calma.

"Carousel", se estrenó en 1.945, cuando aún conservaba vigencia la Segunda Guerra Mundial y, por el contenido de su letra, tuvo mucho éxito entre las personas que tenían familiares en el frente.

Esta pieza se ha convertido en un clásico futbolero, su popularidad entre los seguidores del Liverpool, ha saltado a miles de momentos, a un sin número de acontecimientos y situaciones deportivas.

Se identifica esta canción como himno de los Reds, gente recia, orgullosos miembros de la clase obrera, que no dudaron en adoptar una canción tan sentimental.

Se cuenta, y parece que así sucedió que, durante varios partidos seguidos en una temporada, en los años cincuenta, por la megafonía de Anfield Road sonaba esta canción antes de los partidos. Un día, sin que nadie aclare el porqué, no sonó el disco, y el Kop, la grada más popular de Anfield Road comenzó a cantarla. El Kop se gustó y incluyó el "You'll Never Walk Alone" en su repertorio, creando la leyenda de una canción que hoy se puede escuchar lo mismo en las Islas o en cualquier lugar como un himno ligado al fútbol.

Hace poco mas de 24 horas, nuestra Kop, esa que tanta riña por las entradas generara hace escaso tiempo, del cual, muchos cacereños aun alardean, menguó ante la difícil tarea de volcar el destino de una eliminatoria nacida en Burgos, manchada por la complicación de un 2-0.

Antecedentes olvidados, el cacereño para con el baloncesto, gusta de aclarar que tiempos pasados siempre fueron mejores, pero se olvida de remar para que el futuro al menos, ofrezca la oportunidad de igualar esos tiempos, por no hablar de mejorarlos con el cambio en este deporte se ha visto sometido en los años en que el Cáceres dejara, por la puerta falsa, la ACB.

En el partido, el tercero de la serie, con menos cantidad, la grada ganó en calidad. El equipo, supo apreciar la demanda de realidad que, el envite le presentaba como encrucijada y se abonó al dominio, a no dejarse sorprender, al cuerpo a cuerpo, a la reaparición sin complejos de sus hombres claves, de sus altos, de su batalla en la cancha de la manera que su preparación les postula. Ahora, el interrogante de como pudo perder los dos primeros el Cáceres, viendo el partido ante Burgos, de este miércoles, genera la misma validez que sin sentido.

Esta noche, 21.00 horas, nace de nuevo el dilema. Mas ahogado y con mayor dosis de nervios, si ello es posible. El dos a dos, o el tres a uno, a una carta. Cada historia es un partido. Esta de esta noche, sin bajas conocidas en las plantillas, y a la espera de que, por fin, la ciudad, termine de renovar el carné de afición, de remozar ese dicho de temible como devoción por y para su equipo y sus intereses, por y para que el viaje se alargue lo mas posible en el horizonte de un objetivo en la metáfora de lo histórico y común, el Cáceres, el de baloncesto, se la juega.


El Kop, la popular tribuna de pie de Anfield Road, fue derruida hace mas de quince años, en su lugar se haría una tribuna con asientos. En el postrero partido del Kop, cuentan las crónicas, Gerry Marsden, intérprete junto al grupo Pacemakers de la versión más extendida de la canción, actuó en Anfield cantando el "You'll Never Walk Alone" delante de miles de aficionados reunidos para despedir, con una dosis de emoción elevada, una tribuna. Sin lugar a dudas, eso genera grandeza , se escribe en lo histórico y provoca envidia.

Cuando camines a través de la tormenta
Mantén alta tu cabeza
Y no tengas miedo de la oscuridad.
Al final de la tormenta
Hay un cielo dorado
Y la dulce y argentina canción del pájaro cantor.

Camina a través del viento,
Camina a través de la lluvia,
Aunque tus sueños se vean agitados y golpeados.
Camina, camina con esperanza en tu corazón
Y nunca caminarás solo,
Nunca caminarás solo.

Camina, camina con esperanza en tu corazón
Y nunca caminarás solo,
Nunca caminarás solo

6 comentarios:

Andrés dijo...

Bola, se me han puesto los pelos como escarpias al leer tu entrada.
Eso es lo que tenemos que hacer esta tarde con nuestro Cáceres, demostrarles que nunca caminarán solos que estamos animandolos continuamente, esta noche el pabellón tiene que ser una fiesta.

Anónimo dijo...

Coincido con Andrés, a mi también se me han puesto los pelos de punta, me ha gustado mucho tu entrada y espero que hoy caminemos con nuestro equipo todos juntos.
Mer

McArthur dijo...

Soberbio, de matricula, me descubro ante Vd. MAESTRO.

Carlos Sánchez dijo...

Pues parece ser que en Cáceres no se ha enterado mucha gente que se están jugando los play off de ascenso a ACB, porque el miercoles los que estuvimos allí notamos muchos asientos vacios,quiero pensar que fue porque era eso un miercoles, de lo contrario si hoy no estamos más me decepcionaría con Cáceres pues a algunos se les llena la boca de cuando estuvimos en la ACB pero eso son tiempos pasados, hay que vivir el presente y pensar en el futuro y para eso no podemos dejar que nuestro equipo camine solo como dice Bola.

cc dijo...

Todos al pabellón con trompetas que aquello que los nuestros no se sientan solos, muy bueno Bola, a ver si mueves el espíritu de algunos "agarraos" que porqué había que pagar no fueron el miércoles

cacereño dijo...

PODEMOS