martes, 15 de enero de 2008

"QUE NOS QUITEN LO BAILAO".

Foto tamada del blog de Javier Ortiz.

OPINION

Los grandes conocedores del deporte de la canasta, suelen decir y con toda la razón , que este deporte no tiene favoritos. Si bien es cierto que es una opción que todos los deportes pueden aportar, pero lo cierto es que a la hora de luchar por una victoria, en una cancha, puede o debe pasar de todo.
Quizás las diferencias entre los componentes de los equipos contendientes no sean tan insuperables, en un deportes en el que muchos factores juegan a favor de dicha teoría.

La competición en la que se encuentra el Cáceres 2016 es viva muestra de ello. Ahora una vez que un equipo como el Plasencia , fue noqueado por los hombres de Piti, los cacereños pasan a tener una etiqueta que eleva un puesto su condición de equipo mas o menos asequible, que sus anteriores resultados habían podido determinar.
No en vano, no solo el resultado mas o menos apabullante sobre los del norte de la provincia sino, mas que nada el juego y la aptitud que se demostró en el Multiusos durante el choque.
Los que volvimos a ver el partido el sábado por la tarde y el domingo por la mañana; a pesar de que uno de los comentaristas de este ultimo día ( canal Extremadura), demostró ser demasiado amigo de los placentinos; volvimos de ver ese juego superior en muchas facetas del choque.
Pero todo eso queda atrás. Ahora que el equipo de la capital parece haber encontrado el camino de la competición pura y dura, la senda de poder luchar por lo que pueda acontecer en esa Leb por la que tiene que pulular con esa superioridad de un conjunto fuerte y duro a la hora de vender sus derrotas.
Ahora los mimbres están mas o menos que encajando en este cesto que de la mano de Hurtado, puede tener un puesto mas o menos acogedor en la clasificación. Un grano no debe ni puede hacer molino, para nada. El hecho de ese partido con deber de perdurar en las retinas de los que nos quedamos allí la garganta, así como en el anecdotario de la historia del Baloncesto en Cáceres; porque ahora el próximo rival de turno espera, y no es menos pera en dulce que el equipo del Jerte. Si la racha negativa a la que la afición-equipo hemos sido sometidos, hubiera hecho un poco menos de estragos, ahora estaríamos en conversaciones , tal vez, un póquil in mas “altas” no en el tono, si no en las pretensiones, aunque las pretensiones siempre, al menos este año han estado claras, que haya Baloncesto en Cáceres, pero sí en horizontes competitivos acordes con la histórica calidad de esta entidad, que a pesar de no ser la misma, vive, quien sabe, demasiado pareja a su existencia como tal en la historia cercana.
Pero incluso eso debe esperar. Lo que se demostró en la ultima jornada, es la continuación de ese trabajo, con la incorporación de un líder, que esta haciendo el actual técnico que valientemente, pudiendo pasar la pelota, decidió quedarse con ella con el riesgo de que se la roben circunstancias adversas que, seamos realistas, dependen demasiadas veces de esa pelota que entra o no en el aro contrario.
Ahora que estamos con los pies sujetos y el barro se ha vuelto tierra firme y seca, competitivamente hablando, es el momento de recuperar terreno que poner en medio para que las olas peligrosas de un mar, sin calma, como es esta competición, no nos alcancen en otra oportunidad.
¿ Es todo esto fruto de haber ganado el derbi regional? Indudablemente no, pero los “daños colaterales “ que la victoria sobre los placentinos ha ocasionado en una afición demasiado deseosa de creer en algo, de que su lucha sea recompensada, hace que el punto de mira se eleve y la almena del castillo al que asaltar, no sea tan alta como al menos se pensaba hace unas semanas. Pero ni todo será tan fácil a partir de ahora, ni nada era tan pésimo entonces. Lo duro de las victorias como la que se vivió el pasado viernes, es que duran lo que termina de hablarse de ellas en los bares, en la oficina, en talleres y demás, por que el siguiente envite, puede traerte otra decepción que cambie el tono de las conversaciones, los grandes sabedores de este deporte saben de esta filosofía. Por eso es bueno que Piti ponga los pies en el suelo a sus hombres, y ahora mas que nunca el ganar al Plasencia solo debe ser eso, una victoria mas, al menos para los jugadores, todo eso a pesar de aquello que castizamente se suele decir, “¡que nos quiten lo bailao!”.




------------------------------------------------------------------------------------------------




Enlace: Emocionante copa del Rey que se nos presenta:
http://www.acb.com/

Nuevo Blogs de Javier Ortiz en ACB.com: http://blogs.acb.com/blog/objetivoacb



3 comentarios:

julian dijo...

Toda la mañana esperando la crónica de Bola y la verdad, una vez más hay que quitarse el sombrero ante ti, que crónica, es fascinante leerte. Enganchas a los amantes de este deporte.

Anónimo dijo...

Quedé totalmente contento del partido del otro día que me lo he visto al menos cuatro veces y es verdad que el comentarista se le veía el plumero con el plasencia. Pero así son las cosas........

Anónimo dijo...

La verdad es que si estoy totalmente de acuerdo con Julian, Antonio Bola hace que nos enganchemos a su blog, porque aparte de tenernos informados con sus crónicas es el sentimiento que le pone a cada cosa que escribe. Enhorabuena.