sábado, 12 de abril de 2008

LO QUE PUDO SER.

Calefacciones Farho Gijón 87, Cáceres 2016 78.

Farho Gijón: Kilfier (20), Vázquez (4), Curtis (19),Suárez (1), Wolfram (20) – cinco inicial-, García (9), Rajniak (0), Pineda (7), Balmon (0), Janld (7).
Cáceres 2016: Valera (4), Busciglio (0), Gruber (21), Peña (15), Williams (16) –cinco inicial-, Sanguino (10), Aspe (0), Kitsoulis (0), Diaz (0), Panadero (8), Ortiz (4).

Árbitros
: Rodríguez Ávila- López Herrada.
Marcador por cuartos: 17-24. 35-30. 61-60. 87-78.
Parciales: 17-24; 18-26; 26-10; 26-18.

En el baloncesto actual no se pueden dar opciones. La frase, tan lógica en su lectura, tan normal en su construcción es de los mas adecuada a lo que ha sucedido en la tarde noche asturiana. El Cáceres 2016 ha dado credibilidad a la teoría antes expuesta, como si esta la necesitara. Con sentimiento de culpa, con la rabia de perderse el momento adecuado en el sitio justo, los hombres del conjunto cacereño llegaron a tocar la fibra débil de un equipo asturiano que salió del ostracismo para, amparado en las facilidades extremeñas, marcar su territorio cuando parecía mas tocado.

El parcial de 52- 28 de la segunda mitad del partido lo dice todo. Veinticuatro puntos de diferencia es un acicate mas que explicativo del beneplácito que los hombres de Hurtado otorgaron a un Gijón que se habia marchado a los vestuarios quince puntos por debajo en el marcador, después de mirar desde atás, los números del marcador durante toda la primera parte de la historia del partido. Mas angustiante es el tema cuando, a la mitad del segundo cuarto, la supremacía cacereña en el luminoso llego a contarse, en momentos por decenas, por dos para ser mas exactos, 19-39.

El tópico de las cosas no es como empiezan si no como terminan, aplicable a cualquier opción de esta vida, deporte incluido; también se ha vivido en la tarde de hoy. Porque todo empezó con muy buen pie, el primer 4-9, con siete de los puntos visitantes firmados por Williams, presagiaba una noche de esas, al menos reñidas. Y así iba a ser porque el toma y daca de asentamiento inicial desemboca en el primer tiempo muerto de los locales con el guarismo de 6-12. Estaba claro, el choque prometía. El tiempo muerto curtió leve efecto y entraron los gijonenses en terna rápidamente, parcial de ocho arriba incluido hasta el punto 16. Uno mas por su parte y terminó su historia anotadora del primer cuarto, mientras, la del Cáceres se marchaba al tanto 24.
No se sintieron los locales a gusto en los primeros diez minutos y los siguientes que les precedieron dejaron claras evidencias de que, o cambiaban las cosas o el camino tomado por los gijonenses no era el mas adecuado. En cambio, el equipo de Hurtado se movía sin realizar grandes hazañas en la ventaja de la cuesta abajo con inercia de ventajas aportadas con la facilidad aportable de dar respuesta a cada fallo contrario. Y eso que se noto en exceso el mal trago de una tarde en la que San Jonnes no pudo estar en cancha por una gripe, que lo dejo en mitad de la ruta de la Plata. Ricardo no aprovechó la oportunidad que le brindaba la mala suerte de una baja, quizás necesaria para afrontar partidos contra los equipos de cabeza, y es ahí donde pudiera achacarse un grano del granero que pudiera ser lo que nos quedaba por vivir. Todo eso, a pesar de que cuantos veíamos el encuentro, sentíamos el placer de la victoria cercana cuando notamos que, incluso con los que se sientan habitualmente en el banco, dominaba el Cáceres el marcador con unos dígitos de envidia, con ventajas altas que se quedaron en los quince de superioridad anteriores a bocinazo del descanso, 35-50.
Pero al Gijón se le esperaba, no podía vender su pescado a un precio tan bajo, mas si cabe cuando el nivel de la lonja de la cabeza en cuanto a competición se refiere, se está poniendo altísimo y complicado. Terminar entre los cinco primeros es un privilegio que los del Cantábrico no quieren dejar perder. El resultado del viernes en Palencia, donde el Caja Rioja sucumbió, era una oportunidad para entrar entre los elegidos a tener dos opciones en su casa, dentro de la lucha por visitar Cáceres a finales de mayo.
Y vaya si apareció el conjunto asturiano. Y lo hizo sin subestimar sus fuerzas, con la convicción en lo que tiene y jugando la baza de entender que la confianza de su enemigo puede ser su clave en la sorpresa.
Y ahí no lo esperó el Cáceres, o no supo esperarlo, o se marchó del partido cuando menos tuvo que hacerlo. Careciendo de dirección, con una mala selección de tiro y fallos en ataque, compaginado con unos minutos demasiados claves en menor balance defensivo mas el sumando del acierto local que poco a poco va viendo mas cerca la estela contrincante; todo unido tiene como resultado un 57-55, bajo el triste parcial de 22-5.
Y ahí se marcha el partido. En un horrible tercer cuarto que casi humilla la seriedad demostrada en muchos encuentros anteriores. ¿Idéntico a Illescas?. Puede ser. Cierto es que el equipo cacereño echó de menos alegrías en algunas piezas claves en otros encuentros. Si antes era Busciglio el que no aparecía, ahora en este cuarto, nadie respondía a las llamadas del partido. Así y todo 61-60 al terminar la tercera fracción de tiempo se antojaría esperanzador.
Ahora los de Piti se dan cuenta que a pesar de todo se mantiene la lucha, toman la espada e intentan acercarse al Gijón, que a modo de dragón acecha ahora por encima para siempre en el marcador, con un acierto muy oportuno en su bagaje de ataque, 49% de tiros de campo contra el corto 36% puede ser una muestra de lo que la segunda parte dictó como sentencia, para un partido al que a pesar de todo, con mas corazón que cabeza el 2016 intentó agarrarse sin éxito a pesar de estar por momentos a dos puntos del marcador. Al final la lógica de no terminar con el enemigo cuando éste se haya en retirada, terminó por pasar una factura, una factura que se paga con el punto y final a la ilusión de haber asegurado una victoria que hubiera dejado a los cacereños en el mismo sitio clasificatorio en el que se haya, pero con la diferencia de, una vez tenido tan cerca de la mano una victoria contra, ¿quién sabe si tu rival de play- offs?, hubiera enmarcado una foto mas o menos buena de mirar.
Los minutos finales solo rubricaron que la confianza que ganas cuando tienes a tu rival contra las cuerdas, se debe administrar con la templanza que también te hace ganar partidos. Si a escasos tres minutos de la bocina final el marcador tenia una distancia de dos escasos tantos, cuando el luminoso se puso a cero, nueve puntos dieron la razón a la persistencia frente a la tacañería.
ENLACES:
jornada 29 leb plata:
ACB y Final copa Leb. ASskasvayu-Juventud.

8 comentarios:

Julian dijo...

Pues si, lo que pudo ser y no fue, rozamos el triunfo con los dedos y nos lo dejamos escapar. Pena.

Carlos Sánchez dijo...

Lo primero agradecer a Via Norba su retransmisión de los partidos, gracias a ellos podemos seguir los encuentros de nuestro equipo, pero yo quería puntualizar sobre algo que me parece importante y fundamental el la retransmisión de dichos partidos.

¿Cómo se puede tener de comentaristas a Elías y a Javier diciendo esa sarta de sandeces?, no informando adecuadamente de todo lo que acontece en los partidos, ni del resultado que nunca saben como van, saludando Elías a su mujer y diciéndole que allí está, llamando “pavo” a los jugadores contrarios, “calimero” al entrenador del Gijón, diciendo al principio del tercer cuarto “que esto no eran capaces de levantarlo los del Gijón”, etc. etc y Javier como siempre en su línea, endiosando a los nuestros o tirándoles por tierra depende como esté el resultado, no informando de lo que tiene que hace un buen periodista, de lo que se juega, del resultado, de las jugadas, llegó a decir que el Cáceres iba a Gijón a divertirse, que no era importante ganar este partido, bueno, bueno, bueno y podría decir muchas cosas más, pero .creo que todos los que vimos el partido vimos esto, pero deben tener un enchufe muy bueno tanto uno como el otro, yo al final decidí quitarle la voz a la tele y con papel en mano fui apuntando las anotaciones de ambos equipos, para al menos ver el partido y no escuchar tantas tonterías.

Hablando del partido fue una pena que no ganáramos este partido por un tercer cuarto mal jugado, teníamos que haber sospechado que ellos saldrían a por todas después del descanso, en fin el viernes contra el Orense, allí todo el mundo a animar a los nuestros que seguirán luchando.

AUPA CÁCERES

Anónimo dijo...

Mi agradecimiento también a Vía Norba, pero estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dice el amigo Carlos, es mejor no escucharlos porque nos sacan del partido a parte de sacarnos de quicio, lo mejor quitarles la voz para el próximo.

Anónimo dijo...

El sábado viendo el partido con mi pareja, nos mirábamos indignados de lo que escuchábamos en la retransmisión de dicho partido, totalmente conforme con lo que comenta Carlos. El próximo lo veremos no lo escucharemos.
Mer

McArthur dijo...

Todos tranquilos, hoy lunes, he podido escuchar todo tipo de comentarios. -Que si no nos interesaba ganar-, -Que así es mejor para los emparejamientos de los play Of.... etc. etc.
Yo, confío plenamente en Piti y sus hombres y estoy completamente seguro de que ellos salen a la cancha nada más que a GANAR, GANAR Y GANAR, esta vez no ha podido ser, la próxima, seguro que si.
Un saludo a Carlos, Julián y Mer. Todos tenéis razón en vuestros comentarios. Como siempre pienso, que la crítica pueda servir para mejorar.

¡¡AUPA EL CACERES!!

Javier Ortiz dijo...

Hola. Intentaré exponer qué pienso de esto de la televisión. A lo mejor lo más fácil sería no dar la cara y dejar que corriese, pero prefiero explicaros directamente cómo lo veo yo.

Estoy de acuerdo con McArthur con que la crítica sirve para mejorar. Entiendo que los demás opinen sobre mi trabajo porque cierta parte del mío consiste en opinar sobre el de los demás. Así es que comprendo que el estilo, el tono o lo que en muchas ocasiones se dice en nuestras retransmisiones no pueda gustar a todo el mundo. ¡Ni siquiera a alguien! Sólo os digo que la emisora está haciendo un gran esfuerzo por dar los partidos y que yo personalmente estoy intentando aumentar mi nivel en un medio que hasta ahora desconocía, pero que en absoluto es sencillo. Tienes que estar pendiente de muchas cosas "en vivo" y no siempre las realizaciones de las productoras de fuera ayudan con temas como el del marcador. Lo ocurrido el sábado pasado es un ejemplo y desde aquí pido disculpas.
Analizar un partido mientras está sucediendo te lleva a cosas como la que comenta Carlos, pero que también es un poco el signo de este equipo: cuando juega bien, lo hace realmente bien y es difícil no enamorarte de ello y expresarlo; cuando no es así sucede todo lo contrario.
Me apunto todo lo que decís. Al fin y al cabo, trabajamos para gente como vosotros. También me digo que si los "grandes" de esto como Andrés Montes o antes Pedro Barthe estaban cuestionados por una parte del público, ¿cómo no vamos a serlo nosotros que somos nuevos en esto?
En fin, os pido un poco de comprensión con nuestros errores y que al menos valoréis el esfuerzo que está haciendo la cadena. Es mucho más importante que se ofrezcan los partidos (todo un lujo) que la calidad de los comentarios.

Además, y aquí es donde los críticos deben hacer su autocrítica, ¿por qué siempre los comentarios negativos sobre nosotros aparecen en los foros después de partidos perdidos? Cuando se ganó en Tarragona o Rioja no detecté nada de esto, y lo hacíamos igual de bien o de mal. ¿No hay algo de "pagar" con nosotros el cabreo lógico que se tiene cuando el equipo pierde? Pensadlo...

En fin, un saludo a todos, a los críticos y a los defensores. Espero que sigamos compartiendo opiniones. Y no, Carlos, no tengo ningún enchufe. Creo que me ficharon tras llevar 15 años escribiendo sobre baloncesto en un periódico regional, aunque está claro que mi nivel en el medio televisivo es inferior, pero trabajo para mejorarlo. Gracias por los comentarios.

Carlos Sánchez dijo...

Javier, por supuesto que es importante la retransmisión de los partidos, y todos los aficionados damos las gracias por ello, pero también tiene que haber un mínimo de calidad en las personas que los retransmiten, cuando ganan y cuando pierden, serás nuevo en este tema (televisivo), pero se presupone que al entender tu de baloncesto (que no lo duda nadie) deberíais dedicaros a comentar mas las jugadas, hablar un poco de lo que se ve, de lo que puede llegar a pasar, de lo que acontece en ese momento en el parquet, porque si todos estamos viendo cosas que vosotros no comentáis, dudáis de jugadas que vemos, de faltas que pitan, sois normalmente tres personas, si sabéis que en las retransmisiones el marcador no lo ponen pues podíais hacer como hacemos los amigos que nos juntamos a ver el partido, ir apuntando cuando encestan tanto un equipo como otro, así al menos no se os vería tan perdidos. Y no, no es el cabreo de haber perdido este partido, nosotros llevamos comentando esto con todos los partidos que se han retransmitido y en alguna ocasión he leído en sitios público ya algún comentario al respecto, concretamente lo que a mi me ha llevado a escribir hoy en este blog es que nos sentimos fatal al escuchar ciertas frases que no tienen nada que ver con el baloncesto, en algunos casos incluso faltando el respeto a cierto jugador y entrenador del equipo contrario (Elías) y por ejemplo un consejo tuyo al empezar la retransmisión en la cual nos indicabas que el mando del televisor tiene una función. En fin, no quiero extenderme más en lo comentado, espero que lo que dices se cumpla aunque sea poco a poco y mejoren las tertulias que dais en los partidos y no tengamos que quitarle la voz a la televisión, para poder disfrutar todos de los mismo DE NUESTRO EQUIPO Y DEL BALONCESTO.

Javier Ortiz dijo...

Ya digo que apunto las "sugerencias" y probablemente el estilo de comentar que se ha escogido para las retransmisiones es demasiado "arriesgado" y que algunas veces deberíamos ser más prudentes o más moderados, no te digo que no.
Respecto lo del marcador, el otro día nos dijo la gente de Gijón que lo irían poniendo y no fue así y quedamos un poco vendidos en la primera parte. En la segunda no sucedió nada de eso. De todos modos, no hay excusa para esto y ya pedí disculpas en antena.
Respecto a mi comentario inicial sobre que el mando tiene unos botones para poder bajar el volumen, obviamente era irónico. Hago las retransmisiones con toda la ilusión para que se escuche lo que digo, aunque es evidente que a veces no estoy afortunado. Si no fuera así, no habría intervenido en esta página, que por cierto considero un sitio estupendo de reflexión.

Respecto a que los comentarios negativos salgan cuando el equipo pierde, es un hecho objetivo. No dudo que creo que estemos mejor cuando el equipo gana, pero sí que gusta más lo que se dice o el espectador está más predispuesto para una retransmisión distendida.

Globalmente tenéis razón. A mí me resulta mucho más sencillo ir a un partido y luego escribir sobre ellos cuando vuelvo a la redacción. Soy más autocrítico de lo que seguramente pensáis y siempre podré comentarlo con vosotros de forma civilizada. Sólo me preocuparía que no se valorase el hecho histórico de poder ver los partidos en vivo porque los comentaristas gustemos más o menos.

Saludos. Os recuerdo que en mi blog (http://blogspot.bujacocesto.com) todavía se puede votar por el mejor quinteto de la historia del Cáceres CB en ACB.