miércoles, 1 de octubre de 2008

AL FILO DE LA CANASTA.

opinión.


CONTRA LA PRESIÓN, CONCENTRACIÓN

La supremacía de la mente sobre el cuerpo, está más que demostrada, en este deporte, como en todos, son muchos los partidos ganados por el ingenio, la euforia, la inspiración, el optimismo…, adjetivos, todos ellos calificativos del estado de animo favorable del individuo, o ¿por qué no?, del conjunto de individuos que forman un equipo. Ya lo decía el Sr. Hurtado en la rueda de prensa que dio al termino del partido contra Vic, “ Con el ritmo que tenemos de trabajo es algo injusto, merecemos algo más “. Claro que merecemos algo más, merecemos la gloria de la victoria, con todo lo que significa encajarse el laurel de vencedor y para ello es necesario el durísimo y esforzado trabajo diario del cuerpo, pero también el de la mente. Cuando las cosas se hacen bien, el estimulo llega hasta los tuétanos, la seguridad se adhiere a uno, como una calcamonía, los nervios del estudiante mal preparado, desaparecen, con la seguridad del docente que ha hecho bien sus deberes. Cierto es, que existen factores (suerte, arbitraje, lesiones…etc.), pero es la concentración, la que evita la distracción de los agentes desfavorables.


Señores, Vds. son un equipo, un buen equipo, no vale que yo lo diga, solamente vale el que Vds. se lo crean. Es competencia de Vd. Sr. Hurtado, como decano de éste, nuestro club, derrochar todo su esfuerzo en reflotar a ese estudiante, que pasa por malos momentos y que a buen seguro, tiene la capacidad de aprobar su asignatura con buena nota. Ese tipo de objetivos, resulta arduos y complicados, pero sumamente gratificantes, por eso es Vd. el entrenador del Cáceres 2016, Vd. sabe perfectamente de que hablo, porque si alguien es capaz de callar las lenguas bífidas que critican de malos modos una derrota, ese, es Vd., lo ha hecho en otras ocasiones y estoy convencido, que lo hará de nuevo.


El claustro, como órgano multipersonal, tiene a su cargo el nombramiento honoris causa (locución latina cuyo significado es por causa de honor, una cualidad que conduce a uno al cumplimiento de sus deberes, respeto a sus semejantes y a sí mismo, es la buena reputación que sigue a la virtud, al mérito o a las acciones de servicio, las trascienden a las familias, personas, instituciones y las acciones mismas que se reconocen. Es un alto honor para personas de testimonio social, reconocido e intachable), pues bien, mucho me temo que nuestra querida “AFICIÓN”, la cual me atrevo a calificar de fría, intermitente e incluso interesada (presente solamente en los momentos álgidos del partido), con todo el respeto que me merece, al día de hoy no creo que sea merecedora de este título, por lo que insto a vuestras mercedes a recapacitar sobre lo anteriormente expuesto, tomen medidas al respecto y el próximo tres de octubre, pueda enorgullecerme desde lo alto de mi torre, igual que en temporadas anteriores, puesto que Vds. son de ORO.



Guardián de la Torre .

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente deacuerdo en la calificación que haces de la afición, fría, a ver si en este partido se ve más ambiente, supongo que nos estará pasando como al equipo, que aún nos tenemos que centrar.
Saludos.

Anónimo dijo...

Pues yo en desacuerdo, somos una gran afición y animamos mucho, eso se vio en la temporada pasada, lo que pasa es que siempre vemos fantasmas, lo que tenemos que hacer es disfrutar de los partidos y pasarlo bien, esto es un juego.

taburete dijo...

Tenemos un buen equipo y una buena afición y sobre todo tenemos mucha liga por delante, por lo que no debemos hacer malos juicios sobre la afición y sobre la preparación del equipo.
Acuerdate que el año pasado empezamos con mucha euforia ganando los cuatro primeros partidos y luego vino la mala racha.
¡Aupa el Cáceres!