miércoles, 17 de diciembre de 2008

A MODO DE EDITORIAL.

opinión.
UNA REALIDAD.
Engendrado en el verano, tras una temporada importante en la Plata de las divisiones Leb del Baloncesto español, el proyecto del Cáceres 2016 en la segunda del baloncesto nacional, encara la recta final de la primera vuelta de la liga regular en una temporada complicada por numerosos factores. Si de por si entrar en el reto, era de antemano una apuesta por la que, aparte de apostar por la seriedad que tiene manifestado, hasta el momento, el aparato que mueve los hilos del club, separadamente de ello, rozaba una ambición que rondaba la proeza. Instalarse en una de las competiciones de primer orden en el baloncesto europeo, con un nivel de coexistencia que ampara un nivel grande, era todo un reto, a tan solo escasos doce meses desde el renacimiento del club. Por el momento, se está obteniendo un resultado óptimo .

A cuatro partidos para terminar la primera ronda de enfrentamientos, la clasificación deja al equipo del 2016 en un sudado puesto noveno, habitando entre los equipos que, de terminar ahora mismo la competición, aportase derecho de pernocta en los puestos por el Play- Offs.
Ha habido diferentes debates en estos trece partidos en los que, una vez mas, el baloncesto en la ciudad se ha instalado en la vida de muchos, que jornada tras jornada, aparte de implicarse en el proyecto en la medida de cada cual, otorgan opiniones que dejan a las claras que este deporte es Cáceres y Cáceres es Baloncesto.
La pasión, el compromiso y el esfuerzo a este proyecto se esta viendo recompensado con la visión de unas gradas que cada partido, en el Multiusos aumenta la presencia de aficionados que vuelven a tener la costumbre en sus vidas, de enredarse con las sensaciones aportadas con el deporte de la canasta que, en un nivel importante llega hasta Cáceres.

Interesa, en este sentido pararse en lo que rodea al Cáceres 2016 básquet. Las continuas visitas a colegios, que se engloban en un calado en la sociedad cacereña de los jugadores de pretender enmarcar valores deportivos en los niños. Esto se acompaña con una escuela de baloncesto en la que los pequeños encuentran una estimulante tarea extra escolar.
La cantera, que rueda bajo el mando de un cuerpo técnico que junto a la directiva, toma apuesta por sacar brillo al producto bruto que se mueve en las canastas de la capital cacereña.
La oportunidad importante para jugadores de la tierra que, tras tiempo moviéndose por la elite en equipos de fuera de la región, han encontrado su sitio en un equipo de trae a varios de ellos con revalida para tener algo importante en su tierra.

Objetivos que se suman a otros para la creación de un edificio del que el año pasado decíamos en este mismo espacio, se estaban poniendo los cimientos y a fecha de hoy, da un aspecto que declara que la obra funciona bien.
La importante ayuda, necesaria por otra parte, de instituciones y organismos, acarrea unos frutos que a modo de cosecha, pueden tener su equivalente en enteros en un equipo al que se le comienza a conocer y tener en cuenta de nuevo en el ambiente del baloncesto nacional.
Cáceres 2016, es un escaparate sin igual que como embajador esta aportando el propio equipo en muchos medios de información y la marca Extremadura que, junto con todo el deporte extremeño, ha apostado la Junta de Extremadura, encontró en el equipo cacereño un estandarte de nivel alto.

Alejado de la polémica de cantidades, si la respuesta a esa inversión es la ecuanimidad en los resultados, sin duda la formula será acertada.
Cerca de poner fin a este 2008, tiempo habrá de resúmenes en todos los sentidos. Lo que no se puede negar a esta fecha es, aquello que siempre puso como norma baloncesto desde Cáceres desde su creación; la idea de no dejar perder otra vez lo nuestro, el Baloncesto. El camino andado demuestra que es el bueno. Ojalá que, las veredas que salen a su lado, no sean atajos a tener en cuenta por quienes, desde la oscuridad de la otra parte, tiene que mover los hilos para que travesías como las que ha tenido que vivir esta ciudad queden en recuerdos y en papeles de prensa que tienen como destino final las hemerotecas de los periódicos.

Lo conseguido, no exculpa ni exculpará de los errores, que también llegaron y llegarán, pero eso forma parte de la propia ley de oferta y demanda de un deporte profesional en el que los intereses económicos tienen la importancia grande que la propia balanza del sistema lleva. La vigilancia a la que la exigencia de los seguidores someta al proyecto, acarrea una importancia que no tiene o debe, ser menos valorada por quienes dirigen con o sin su dinero un club que es mas que eso para muchos de los que cada día lo viven. El nivel de reivindicación ha evolucionado con el propio deporte y ahora el aficionado posee no solo mas herramientas para hacerse valer, también adquiere en muchas oportunidades mas valor a la hora de someter a juicio todo por lo que se siente representado.

Por el momento existimos luego estamos vivos y, en esta semana entre los grandes de una categoría a la que muchos pusieron reparos cuando, en el verano, la idea rondara por obstinadas cabezas, que saben del nivel al que tiene que someterse Cáceres para con el Baloncesto.
Baloncesto desde Cáceres.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Piti por poner a nuestro equipo donde está, buen trabajo y te deseo que el año que viene tambien esté lleno para ti de grandes triunfos.
Gracias a ti Bola por todo el trabajo desinteresado que haces para tenernos enganchados a tu blog.
Aupa el Cáceres.

Anónimo dijo...

¿Que ha pasado esta semana con el Guardian de la Torre? ¿Le ha pillado la crisis y lo han despedido? Espero que no sea así, que siga deleitandonos con sus artículos que muy buenos.

Anónimo dijo...

Nunca debimos quedarnos sin baloncesto en Cáceres, pero aplaudo que al menos ahora esté saneado en todos los sentidos.

taburete dijo...

Mi enorabuena desde aquí a Simien por el nacimiento de su hija. Según he leido en la prensa, se llamará Rael María, pero debería llamarla Rael María de la Montaña, que para eso es la Patrona de Cáceres.

Anónimo dijo...

Que bueno no? Simien ha tenido una pequeñina Cacereña, así no se olvidará nunca de nuestra ciudad.
Enhorabuena Simien.