jueves, 12 de febrero de 2009

TAN SOLO PRONÓSTICOS.



EL CÁCERES AFRONTA UN MES RELATIVAMENTE "TRANQUILO".


J. Antonio Bola González.
Cáceres.............................

A pesar de estar falto de mucho sentido, al menos de nada sirve, hacer cuentas sin que la realidad pase su factura, en el deporte y en el Baloncesto como tal, siempre se tienen pretensiones sobre lo que se puede o no poseer, sobre a que aspirar o por lo que luchar.
De evidencia clara, el deporte de la canasta no admite mas salida que la victoria en cada partido. Salir a ganar siempre es la regla, no escrita pero si sabida, por parte de todos los equipos. A eso, sin duda, sumar alicientes y tendencias, como en todo, ayuda a especular con el futuro para tener claro intereses.

Tras la mala racha de la que ahora parece salir el Cáceres 2016, sentido cobra, sobre el actual papel, el mejor calendario una vez iniciada, con buen impuso, la segunda ronda de la regular en Burgos.
El partido del viernes pasado, ante Vic, y los próximos cuatro que se avecinan, bien pudieran ser la mejor “cuesta abajo” que el plantel cacereño vaya a tener en el calendario, de aquí hasta el quince de mayo, fecha en la que tendrá su fin la ronda de esta Oro de estreno.

La agenda cacereña, tiene cuatro citas, inscritas en las que a priori se adquieren o por lo menos se tiñen de asequibles. El partido del sábado en Gandia, el regreso a casa frente a La Palma, la salida a Illescas y el retorno frente a Rosalía, encuban la teoría de terminar con éxito de tendencia ganadora de estos cuatro choques.
De nada sirve aclarar, tocado este punto, que todo puede ocurrir.
En defensa de la teoría escrita, aplicar las rachas de los rivales, anima, a poco de afinamiento, a no deber tener mucho error en el pronóstico.

A dispendio de lo que ocurra, los datos de los que se disponen a esta hora, indican lo siguiente:

Gandia recibe al Cáceres este sábado, en el que será su décimo partido en su pabellón; no ha ganado ninguno hasta ahora. Las tres victorias que ocupan sitio en su casillero, las recaudaron los valencianos alejados de su parquet, Clínicas Rincón, Rosalía y León.
En Gandia, se mira con cierto desamparo esta temporada, el juego de su equipo, se alejó hace jornadas de lo que se imaginaba a principios de temporada y a pesar de que los partidos con los colistas nacen envenenados, el equipo cacereño, parte con la superioridad de su momento, clasificación y juego. En la primera vuelta, en su visita a la ciudad patrimonio, Gandia ya sucumbiera con meridiana claridad por 92-75.
Los valencianos, sorprendieron a León en la jornada 18, pero no consiguieron sacar renta a la victoria. El pasado sábado, otro castellano, Burgos, proporcionó la derrota dieciséis, 61-72.
La superioridad manifiesta, a demostrar por el Cáceres, debe aportar, a éstos, su décima victoria.

En la vuelta al Multiusos, la semana próxima, La Palma, tal vez sea el mas enérgico del “cuarteto benévolo”.
Los canarios ya vencieron al conjunto de Piti, en la primera vuelta, 80-70, en un partido sin Moss y con la baja de Harper, en pleno “caso Williams”.
De entonces a esta fecha la historia ha tornado varios vaivenes. La Palma, ocho victorias y diez derrotas, ronda puestos de tranquilidad. En su último enfrentamiento, encontró a un Breogan con ideal de aprovechar la caída de Alicante. Esta semana el rival de los canarios es Vic y, a Cáceres, de perder contra los catalanes, pudieran llegar en un -3.

Viajará el Cáceres a Illescas el 27 de febrero. La crisis de su patrocinador, ha dejado aires de humildad en tierras castellanas. El camino de la Oro se está tornado espinoso para el equipo de Juarez que, ahora mas que nunca, posee la salvación como objetivo. El calvario no termina y para el siguiente partido, los toledanos, pudieran quetarse con un plantel de tan solo siete hombres, Driesen ya está en La Palma, Juanjo Lopez y Diego Sancho pudieran estar preparando las maletas.
Catorce partidos perdidos, pasan factura a esta fecha y el futuro cada vez toma un color menos claro.
En la disputa contra el Cáceres, la “inventada” rivalidad contra Illescas, puede ser aliciente para un partido en un pabellón siempre complicado. Pero la Oro es otra cosa. La superioridad extremeña ya quedase manifiesta en el mes de Octubre, en una tarde con debut de Simien, 76-65.
Illescas llega esta semana de caer, sobradamente, ante León 65-82 y antes de ver la cara a los cacereños asume riegos ante Burgos, fuera y un duelo a muerte, con Gandia les espera en Illescas.

El “supuesto oasis”, terminaría en casa frente a Rosalía. En Santiago, llevan mucho tiempo viviendo en las tinieblas del descenso con intentos por engancharse a la dinámica ganadora. Una tibia tentativa, ha hecho que la mejoría le llevase a sumar dos victorias seguidas con anterioridad a la derrota de la semana pasada en Lleida, 80-78, dos puntos abajo que sospechan su progreso.
Llegaría a Cáceres tras un derby ante Breogan, salida a Vic y otra vez en Santiago ante La Palma.

Cada partido suena a tragedia en esas latitudes para equipos como Rosalía, el Cáceres debe sacar de ellos, de ello, lo que su inercia le aporte ventaja. Para Piti, como para cualquier entrenador lo que cuenta es el día a día, pero la sensación, que también computa, de tener unos partidos a los que sacarle el máximo rendimiento posible, antes de la llegada de Alicante y tiempo revueltos, es dato a tener en cuenta. De ahí, a lo que pueda pasar, en la realidad, puede o no quedar un trecho.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No podemos confiarnos que luego pasa lo que pasa, aunque no ganen los tenemos que mirar como cualquier otro equipo no nos den la sorpresa.

manu dijo...

VENGA ESE CÁCERES, AUPA, CACERES, CACERES, CACERES