sábado, 21 de febrero de 2009

TODO ESTÁ CARO.

CUARTO PARTIDO COSECUTIVO GANADO.
CÁCERES 2016 70, LA PALMA 66.
Cáceres 2016, 70 : Brown (11), Cage (0), Angulo (16), Guaita (6), Moss (20)- Poves (15), Bellas (0), Sanguino (2), Panadero (0), Ruikis (0).

La Palma, 66 : Sala (7) Awayne (16), Suka Umu (3), Kolmaiet (3), Terrel (17)- Canals (2), Drieses (8), Koffi (10), Arrocha (0), Ermolinski (0).

Árbitros: MORALES RUIZ, GERMAN FRANCISC0- RODRIGUEZ AVILA, JOSE FRANCISCO

Marcador por cuartos 21-16, 38-30, 54-47 y 70-66.
Parciales: 21-16, 17-14, 16-17 y 16-19.

J. Antonio Bola González.
Cáceres.............................

Terminar por encima en el marcador en un partido de esta Leb oro está caro. Si lo haces mermado en tus fuerzas, el precio es mayor. El Cáceres ha cobrado las dos opciones esta noche. Y sufrió para ello. Al menos su piel, pudiera verse sobre el parquet del Multiusos, en una noche en que completa su mejor racha de la temporada, hasta el momento, y que continua invitando a soñar con posibilidades de metas que nadie quiere poner. Ante La Palma, el equipo cacereño, ha demostrado pundonor en el segundo partido sin Simien, a ello, añadió, valentía y fe en si mismo.

Ante la ausencia del americano, su compatriota Moss, ese chico que parece pasar de todo, ha tomado el relevo. Ha conseguido enmascarar, con su máximo rendimiento, una baja, la del poseedor del anillo NBA, que bien pudiera haber tenido demasiada repercusión. Para todos, lo peor que puede pasar es que la rodilla de Simien, este maltrecha en estas fechas.
Moss vive en Cáceres para ello, si Adrian se comporta de manera parecida en presencia de su compatriota, la zona cacereña poseerá un dúo con un elevado voltaje.

Pero eso debe ser el futuro, el presente esta noche era La Palma y Moss su personaje estelar. Su valoración, 33, sus puntos, 20 con 13 rebotes, así lo indican. En su justa motivación, el cuatro del Cáceres fue demoledor.

Era el de esta noche ese partido encabritado, que necesitas afrontar con entereza. La Palma, que llegaba con euforia de ganar a Vic por elevado tanteo diferencial, buscaba su primera victoria en muchos meses alejado de su cancha. Cáceres le hizo esperar.
Y lo hizo acogiéndose a su carrera, a eso que muchos entrenadores temen, aquello de tener una fuerte defensa y en saber salir con rapidez al contraataque, para comportarte de ganador justo en el momento frío, ese en que rompes tramites del contrario.
Poves y Angulo saben de ello.
En el primer acto, ya lo haría el pacense dos veces, a corte de Angulo. Aprovechado eso, el primer tajo lo dio el 2016 en el minuto ocho, 17-12. Un solo minuto mas tarde y con idéntica receta cuatro puntos mas. Para descansar cinco arriba en 21-16.
Sorpresivamente Cage había sido titular. Desaprovechada oportunidad, porque Dan terminó “virgen” en anotación, en los diez minutos desapercibidos, que pisara la pista. Semejante estado, al del lituano Ruikis, éste, con menos tiempo, pero dejando la evidencia clara que, dañando en demasía como vive Panadero, el precio de dos jugadores de rotación a cero puntos, puede ser un coste en elevada cuantía en muchos partidos del futuro. Bien pudiera haber sido el de esta noche el primero.

En el segundo cuarto, La Palma se arrastró en el marcador. Los de Hurtado, corriendo tras hacer efectiva su defensa, sacaron ventaja de once, 31-20 en el minuto catorce. Luego, existiera ese catatónico momento que desajusta el ataque cacereño por momentos. Un parcial de 1-8, allá por el minuto 17, deja el luminoso mas estrecho, 32-28. Los canarios olieron la presa y decidieron apretar. Este Cáceres, que va teniendo tablas, captó el mensaje y quedo el reto en 38-30 para ir al vestuario un poquito menos angustiado.

LUCIO ANGULO.
Faltaba veneno aun por servirse, y la dosis llegaba, a cuenta gotas pero llegaba. Tras el descanso, otro ratito de mucho correr en ambos conjuntos, intranquilizó un poco al respetable. Pero la distancia se mantenía. En el minuto 27, eran diez 50-40. La gente se divertía viendo la lucha de Angulo. Lucio, cae bien en la grada. Cautiva y derrocha sensaciones de confianza. Ante ausencias, él y Moss, que incluso tuviera su triple, reservaron plaza en este cuarto para mantenerlo a flote en la distancia necesaria. A pesar de perder el parcial de este acto, el marcador respetaba los nervios para el desenlace final, 54-47.
Pero el precio de ganar en la Oro es caro. Alejado de experimentos, Piti, pone en suerte lo que posee. Ni la cuarta personal de Poves lo achicaría. Guaita, demasiado fallón, hizo volver a probar la experiencia Angulo de falso cuatro.
La cosa se puso tensa en el minuto 34. Varios ataques fallados por los de casa, ponen en evidencia los muchos minutos de vivir por encima, 62-62, y a remar otra vez. De ahí hasta el final, suspense y paradas de partidos para dirimir unos instantes finales que a 1.13 de la bocina, con rebote de Angulo y con un misterioso 66-64, da balón de oro al Cáceres. Pagado casi el precio total, salvar la presión y anotar tiros libres pusiera el resultado final en el marcador, 70-66 y alivio de noche para enfilar la quinta victoria en una complicada cancha toledana la semana próxima.
Ello puede esperar, porque aun, ganando esta noche, el Cáceres no habita en puestos de play offs. La Palma, que fue rival espeso y correoso, demostró una vez mas, que es complicada y cara la victoria en esta Leb Oro, competición en la que vivir peligrosamente ocasiona tensiones. Pero nadie dijo que esto fuera sencillo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora a por el quinto y es contra Illescas a ver si lo conseguimos, seguro que si

Anónimo dijo...

Buena y entretenida crónica del partido Bola, ahora a por la manita.

Julián dijo...

Bueno pues ya tenemos la mejor racha conseguida, ahora a seguir, a ver si no nos amedrentan los de Illescas y les ganamos. Animo a todos los que puedan venir a Illescas a ir a animar a nuestro equipo. Aupa ese Cáceres.

Taburete dijo...

Muchas felicidades por el triunfo del viernes, pero tenemos un gran problema, "no tenemos banquillo".
Es penoso que tengamos gente como Cage o como Ruiquis "el mantas" que no ha conseguido ni un solo punto. Lo pondría a tirar de 3, hasta que no puedise ni con sus brazos.
De Sanguino, decir que el rato que jugó, estubo mal, muy mal en ataque, aunque si funcionó en defensa.
En cuanto al partido del Illesca, decirle a los aficionados que se desplacen, que no entren al trapo con la aficción del Illesca, que no lo merecen.
¡Aupa el Cáceres!

Anónimo dijo...

Por favor Taburete no califiques a los jugadores con chistes malos y faciles, porque a la vez te descalificas.