sábado, 7 de marzo de 2009

IMPONDERABLES.

UNA TRABAJADA Y ÉPICA SEXTA VICTORIA.
CÁCERES 2016, 82- ROSALÍA 79.
Cáceres 2016, 82: Brown (11) , Ruikis (10), Angulo (12), Poves (12), Moss (25) – Bellas (0), Cage (0), Guaita (12).

Beisaran Rosalía 79: Valmajo (0), Nana (1), Georgios (18), Montañana (17), Daniels (9)- Taylor (18), Cebular (5), Aparicio (0), Legasa (2), Paulidis (9).

Marcadores por cuartos: 26-20, 48-35, 62-53 y 82-79.

Parciales por cuartos: 26-20, 22-15, 14-18, y 20-26.

Árbitros: Quintas Álvarez y López Luis.


J. Antonio Bola González.
Cáceres............................


El Cáceres reina en la gloria de los imponderables. No hay discusión. Si la sabida baja de Wayne Simien, (cuya ausencia en el banquillo, esta noche, tiene como causa su marcha a EE.UU. por un asunto familiar grave); viene siendo un hándicap espinoso, la “deserción” en la partida de la noche de Sanguino, empeoraba el panorama. Si a ello se suma la lesión de Angulo, ver el marcador con tanteo superior en el casillero cacereño, empeña, una parte de éxito que bien pudiera tener un premio de mas enteros. Como tal, la sexta sucesiva, pone fin al paso por la combinación de equipos “sencillos” que las fechas han traído. Y lo pone con sabor de boca a sufrimiento y el paladar goloso de éxito.

Frente a Rosalía, sobreponerse y ganar fue una misma. Y eso que la cosa comenzara con la fuerza que este Cáceres imprime a sus comienzos de partido. El de esta noche mas rabioso, mas concentrado, mas sabedor de que la necesidad es imperiosa en muchas oportunidades, hoy mas que casi nunca.
Es sabido que el conjunto de Piti, ese entrenador de fondo, va a más. Y lo hace mermado, escaso de silla y sobrado de pundonor. Adolece y no es cosa nueva el 2016 de banquillo. Y si la medicina toma acto de presencia, la cosa adquiere tintes que rozan en melodrama.
El cuarto partido sin el nueve con adorno NBA, volvió a encontrar al Moss esplendoroso, férreo y generoso al mismo tiempo. Alejado de luchar bajo los aros, batalla perdida en demasía, el americano opositó en el cuerpo a cuerpo y encontró aro. Asfixiado por Montañana, que se tomo en demasía el duelo como el último de su carrera, Adriam, supero, en sus 34 minutos en cancha la zona gallega. Oposición aparte, Moss se llevo a casa 25 puntos y 27 de valoración, cuota que hace medio partido al menos. Ocho jugadores, uno de ellos fuera de juego en el tercer cuarto, lo que poseyera el cuadro extremeño hoy, superaron en valoración al equipo visitante que puso en el tablero diez peones. Y lo hizo Beisaran apoyado en continuos cambios en busca de la merma de corta presencia local y al mismo tiempo intentando hallar su propio asiento.
Rosalía, dio aspecto tosco, espeso y de equipo con merito para habitar donde apacienta.
Sin embargo la historia escribe el partido de esta noche en lenguaje de épica para los de la capital cacereña.

Es, este tipo de encuentros de los picados, de esos que hacen sentir el color de la ropa que usas de corto. Motivados en eso, el Cáceres apoya su lustre en una defensa de envidia. Irrespirable, y opresiva, la táctica de cierre que desde e banquillo ordena Hurtado a cada jugada, fructifica a cada cambio. Zona, rombo e individual la presión de los cacereños, le gana partidos. Mejora clara que hace también el ataque mas trabajado y el movimiento en juego mas expresado. Gustan esos ratos del Cáceres.
Y gustó en el primer cuarto, unos diez minutos de ritmo acelerado trepidante y con Angulo en ese falso puesto bajo el aro que Piti, enreda ante ausencias.
Nueve minutos jugó el Cáceres sin faltas en una presión casi numantina. Ya estaban en 23-15, primera golosa distancia. El tramo terminó seis por encima 26-20.

Cage aterrizó en el segundo trozo del partido. Derecho a realizar sus deberes cuanto antes, cerro la puerta a su partido, 2 triples en fallo y una bandeja desaprovechada sentenciaron su noche. Ruikis, era de los que contaban, que remedio más benévolo, el lituano comienza a sumar. el 33-27 del minuto 13 fue suyo a modo de triple.
La primera gran distancia se vio a tres minutos del descanso, diez arriba en lanzamiento lejano de Poves. El pacense, dio sal y azucar mas tarde, al desaprovechar un saque de fondo por su tardanza y anotar los decisivos puntos de victoria.
El respiro del descanso, ansiaba eso precisamente, calma, 48-35.

Pero ahí habitan las meigas que dicen que existen en Galicia, y con ellas vino Rosalía. Tras comenzar desquiciado en la barrera que extendía Hurtado a modo de defensa, 54-37 en el minuto 22,40, el bache local coincide con la caída y dolor de Lucio. El tanteo 54 en los de casa, no se moviera hasta que la visita no se acomodase en 48. Parcial de dolor de 0-11 y partido de por medio. Puso tramo como pudiera el Cáceres hasta el final del cuarto, parecía que hubiera colchón entonces, 62-53 al final del tercer acto, se antojaba suficiente.
Nada lo es en baloncesto. La palabra final es la que queda y los de Santiago tenían que aportar su argumento. Detectaron a su rival herido y una victoria en el Multiusos es de un precio en oro para un necesitado. Y eso que, sentado Angulo en el banco, dos triples de Moss dieron espacio de nuevo, 71-63 minuto 33. Pero el rival se vino encima poco a poco, es lo que pasa cuando se tiene poco que perder y una vida que ganar, el decálogo de la lucha que se dice.
El goteo de un cansancio acumulado en demasiadas pocas piernas, puso el ambiente teñido de angustia y el marcador estrecho. A dos y medio del bocinazo 76-73 y un suspiro. A uno escaso, 78-77, mucho que dilucidar en tan escaso margen.
Ahí se desenvolvió bien el equipo de Hurtado y la distancia corta le viene bien últimamente. De ese rato al mal trago del saque de Poves y su canasta, hubo una pequeñita eternidad que desencadenara en un edén a modo de sexto paraíso parcial.
El paso por él, deja al Cáceres 2016 en posición de proyecto. Lo malo es que la cuesta se empina y subirla obliga a tener mas piernas.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Dicen algunos que Piti no es buen entrenador pero visto lo visto anoche tendrán que cambiar de opinión porque desde luego con lo que se encontró ayer en nuestro banquillo hizo malabares para ganarlo. Felicidades Piti, eres grande.

Julio dijo...

Que máquina Moss, me gustaría verlo junto a Simien recuperado, tienen que ser una pareja de oro. Una pregunta: ¿que pasa con Sanguino? ¿está lesionado?

Anónimo dijo...

Hay que reconocer que anoche nuestro equipo dio todo, no se les puede criticar absolutamente nada.
Lo de Simien no huele muy bien, a mi me da que se ha ido para no volver.

puntasconresaka dijo...

Anoche nuestro equipo dio una lección de fe, lucha y pundonor.
Tal vez en otroas ocasiones no sea suficiente, pero se sigue sumando y eso es transcendental.
La implicación de los jugadores que saltaron (¿y Sanguino?) y las decisiones más que acertadas de su comandante Piti fueron un espectáculo digno de ver y de destacar.

Que vayan pensando en hacerle un momumento al gran Lucio Angulo Espinosa, porque lo suyo es para no pestañear: ¡qué grande!

Y Piti acertadísimo con los cambios de defensa.

Anónimo dijo...

Simien no va a volver porque se ha ido, bien que sea porque un hermano está enfermo perp se ha ido y el club le debe una explicación concreta, precisa, exacta a sus socios y a la afición ¿ estamos, D. Piti ? ¿ o no estamos nada más que para lo que conviene ? El club sabe de la incomodidad de Simien hace mucho tiemnpo y su lesión, por mucho que diga el doctor Maynar, no es como para estar en el dique seco tanto tiempo, que yo también sé algo de lesiones deportivas. El mal radica en que Simien ha destacado mucho, debido a su valía, sabe hasta donde puede llegar, su agente, como todos, es un pesetero, ahora eurero, y le ha jodido lo de no rise al maccabi, cuando estaba hecha la operación y todos de acuerdo, pero nada, que todo está sumido en el ostracismo de no informar lo que es evidente, que Simien no jugará más en el Cáceres y si no, al tiempo, me juego una birra con Piti a que acierto ¿ a que sí ? Lo malo es que Panadero ya no sirve, Sanguino está fotú, Cage nulo, Guaita agotado y no tenemos ni escoltas solventes ni pivots resolutivos excepto Moss y ya no se puede fichar a nadie. ¿ Por qué en el club han cantado sin hacer caso al 28 de febrero, fecha tope de fichajes ? Pues con lo que queda de Liga y los rivales que esperan las 13-10 pasarán a 14-18, y si no al tiempo. Un amigo y residente en el Multiusos de lunes a viernes.

Anónimo dijo...

Como siempre ya están los tragicos de siempre y los negativos

Anónimo dijo...

Los pajaros negros revolotean continuamente en busca de la carroña, hasta en esta noble página. Es su triste oficio. Si no hay carroña, la sueñan u la inventan. El unico responsable, si no vuelve en corto plazo, es el jugador-trabajador y la empresa-club si llega ese momento actuará en consecuencia.Ha dado muestras de sobras de saber hacer. No adelantemos acontecimientos.