viernes, 6 de marzo de 2009

UNA PREGUNTA.

Foto Photodeporte.

EL CÁCERES EN BUSCA DE SU SEXTA VICTORIA ANTE EL FAROLILLO ROSALÍA.


J. Antonio Bola González.
Cáceres..........................


¿Qué le sucede a Simien?. Es la pregunta que te encuentras tomando un café, en la típica llamada de amigos al móvil, en la oficina o la empresa, y que se hacen los aficionados del Cáceres 2016. El americano encara su cuarto partido seguido sentado en el banco, junto a Piti. Su lesión, esa rodilla maltrecha y que parece mantener la inflamación a cada esfuerzo fuera de lo común, lo aleja de los llamados para que, esta tarde, 21.00, Multiusos, miren de frente a Rosalía, habitante del peor puesto de la competición Oro.
Simien, que “aprovecha” la benevolencia del calendario para intentar recuperarse, comenzaría a ser mas necesario a partir de la semana siguiente.
Lo que empezara por una leve dolencia con descanso, amenaza, de manera agorera, en convertirse en otro trance Panadero. Para Piti, la baja de su pívot comienza a ser “un lastre”.

Los de la ciudad del apóstol, llegan a Cáceres con tan solo cuatro partidos ganados de los veintidós que se llevan. En la ida, en el mes de octubre pasado, Santiago fue el primer sitio donde ganara Cáceres alejado de su pista (66-70).
Para Piti el actual Rosalía es “un equipo completamente distinto, un equipo remodelado y con una plantilla larga”, al que considera “ difícil”. No en vano, recalca el cacereño, “ha ganado tres de los seis partidos” de reciente disputa.
Aparcado en el descenso desde hace muchos meses, los gallegos intentan espabilar a marchas forzadas. Su victoria hace dos semana a Breogan, 58-53, pareciera ser el pistoletazo de salida, sin embargo, su paso por Vic y la vuelta a casa frente a La Palma, los hizo poner pies en el suelo de la angustia.
La llegada a la terna del descenso de Illescas, aporta el oxigeno al que se agarran los pulmones gallegos. Pasar por Cáceres con un partido ganado sería media atmósfera.
Es lo que tiene el jugar contra apurados, esa típica arma de doble filo.
Así, el mismo sistema de redoblamiento de esfuerzos por los hombres claves, es la receta que aplicará el entrenador de Cáceres. Piti , espera terminar “este trozo del calendario, lo mejor posible”. El número de seis consecutivas, es para el entrenador un “buen colchón de victorias”.

Para la cita de esta tarde, la directiva cacereña, aplica uno de las dos jornadas de pago de los abonados; diez euros estos y quince el aficionado de taquilla, es el precio de este partido contra el farolillo rojo, partido para la sexta consecutiva y cuarto sin Simien, ese hombre sentado en el banquillo. Vaya lata, ¿no?, es la única respuesta a la pregunta.
................................................................................................................

1 comentario:

Julián dijo...

Tienes razón Bola, el partido de esta noche es un arma de doble filo, pues ellos están muy necesitados de victorias y no nos podemos confiar de que estén en el último lugar de la tabla.
Aupa ese Cáceres.