sábado, 10 de octubre de 2009

MALA NOCHE.

EL CÁCERES SE TRABAJA LA PRIMERA DERROTA.


Cáceres 2016... 70 : Naymick. 8, Holcomb 19,Pavel 0, Francis Sanchez 10, Angulo 16, - cinco inicial-, Dedas 3,Alex 0, Guaita 10, Forcada 0, Fornas 1,Sala 3.

Sant Josep de Girona.... 74: Middleton 19, Drevo 10,Devier 16, Feliu 7, Baller 5, -cinco inicial- Ortega 2, Jimenez Coll 1, Nikkita 2, Pujol 10, Navarro 2.

Parciales: 16-17, 9-11, 20-22, 16-11. Prorroga: 9-13.
Marcador por cuartos: 16-17, 25-28, 45-50, 61-61. Prorroga: 70-74.

Árbitros: MORALES GARCIA-ALCAIDE, JUAN PEDRO - BEY SILVA, RAFAEL.


J. Ant. Bola González.
Cáceres-
______________________

Había ganas de baloncesto en Cáceres, era la noche propicia, era la vuelta, el regreso para saciar la sed que este deporte produce en la ciudad patrimonio. El público del Multiusos se conforma con poco, se entusiasma con lo mínimo y regala pasión a poco que su equipo le demuestre el menor de los resquicios de juego.
Evidencia de ello, el fervor con que todos los asistentes al pabellón regalaron ante el sopor que sus hombres le proporcionaron, en una noche para el olvido en casi todos los sentidos. Solo se vio el Cáceres en el tercer cuarto, a su rival, casi lo mismo solo que con mas acierto en los momentos puntuales, esos que deciden el luminoso. Las mil y pico gargantas, felices ante el esfuerzo por capitanear el marcador para terminar dos arriba a falta del bocinazo no hubieron contado en el resto de dos segundos, justo el tiempo exacto para que el candidato a jugarse la pelota del partido, Middleton, 43 años, 19 puntos, 24 de valoración, rompiera el momento de éxtasis, para empatar un partido, uno de esos que o ganas así o pierdes como juegas, mal.

La prorroga, jugada por el equipo local al lanzamiento exterior, insensato cuando arrastras un 23% de tiros de tres, 6 de 26, ahí es nada; no sirviera para mas que para terminar de exasperar al respetable, para clamar por la mala suerte y despedirse hasta dentro de quince días, con el agrio sabor de una derrota ante un equipo novato, como su numero 13, Pujols, que aun no ha gastado dinero en maquinillas para el afeitado, pero que supo peinar a los organizadores de juego, tres que maneja Hurtado pero a un viaje a la luna de distancia de hacerse, en esta noche, ninguno de ellos, con las riendas de un caballo, el cacereño que mas que rocín, se queda en potro y de los alocados.

La derrota derrama críticas, eso es cierto, en este caso, las merece el cuadro de Piti, el propio Hurtado también y eso que el comienzo fue esperanzador, pero no los quieren así los gitanos. Llegó en breve la imagen de la pretemporada, de esos ratos en los que no hay movimiento en ataque, de esos instantes en que se cuentan las posesiones por perdidas de balón.
Lo mejor de la primera hora en el Multiusos en esta temporada, fue el marcador, el 2016 solo perdía de uno en la primera pausa y de cinco en la segunda. Los de Gerona, un equipo recién llegado a la vida de la oro, y que se encontró mirándose al espejo de un Cáceres con plantilla de complemento y calidad, para creerse importante. Al final lo consiguió jugando su partido, ajustando los minutos de su cimiento, el veterano de la última canasta de los cuarenta minutos y cubriendo la baja de su base titular con un chaval descarado con baloncesto en sus manos para regalar.

No pudo casi nunca el Cáceres con el San Josep, casi, porque en el apretón del final, lo salvaron los catalanes.
No dejará afición este partido, todo lo contrario, hasta 34 veces perdieron el balón los dos equipos dicen las estadísticas. Eso si, si cualquiera hubiera jugado con más orden en muchas ocasiones, hubiera hecho un roto al contrario. Así se escribe la historia.
Como a todo se empata cuando todo sale mal, el final, ganado en un suspiro, emitió la historia que les contaba de Middelton, la prorroga casi le sobró al Cáceres, a ellos y a su entrenador, porque a los tres minutos de lo extra, ya no estaban allí, o esa impresión daban.
Extrañas circunstancias que deja el deporte que se dice. Al final, con todo preparado para una vuelta al baloncesto a Cáceres, incluso una nueva peña muy divertida, la mezcla de tristeza y mal sabor de boca, se arrastra hasta casa, con la única imagen de esos dos segundos al final sin ser capaces de defender un solitario tiro de los contrarios.

Es la grandeza que hace que el deporte, sea lo que es. Eso y que muchas veces necesitas encontrar algo o alguien al que responsabilizar de tanto desaguisado. Porque, nombres hay para darlos ¿para qué?, pero por favor, que aparezca el baloncesto como tal. Eso ayuda, y gana.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Vergonzoso lo de ayer en el multiusos y vergonzoso Piti con esos cambios desconcertantes.

McArthur dijo...

Cero en dirección.
Cero en rotación.
Cero en organización.

Diez en animación.

Un buen socio dijo...

estoy contigo McArhur, además Piti debería ir pensando en dejar el equipo, antes que sea demasiado tarde. Piti en tribuna, y me duele decirlo.

Taburete dijo...

McArthur, se puede decir más alto, pero no más claro.
Un año más seguimos con el mismo problema, no está el fallo en la cancha, está en el banquillo.