viernes, 2 de enero de 2009

VUELTA A CASA TRAS NAVIDAD.


J. Antonio Bola González.
Cáceres............................

Fundamental, coger la rutina. Tras las fiestas, el retorno a la vida normal, a expensas del último empacho, en esta ocasión de juguetes, el domingo regresa la Leb Oro a Cáceres, para quedarse al menos, por dos importantes semanas para el 2016 Baloncesto. Para empezar con los dos platos del comienzo de año, Pujol Lléida, llega al Multiusos con la correspondencia de equipo importante, de los del grupo de cabeza y con derecho a contar al menos en el Play Offs final. No en vano, su reciente pasado ACB da crédito a la idea de ser, pasado mañana a las 19.00 horas, un complicado rival con el que poder contrarrestar la derrota de tierras vallisoletanas en la última jornada disputada en el 2008.
La siguiente semana, otro no menos complicado Begar León completa el dueto de partidos continuados en casa.


Por aquello de lo cercano, encajar el partido ante el Pujol con el calificativo de necesario en el plano de la victoria, no se aproxima al mapa de los caprichos. Si los de Hurtado consiguieran cerrar estos dos primeros choques caseros con dos consecutivas victorias, encajarse con derechos en los puestos de Play Offs empujaría un grado de importancia alto a un conjunto que arrastra problemas de lesiones en las últimas semanas.
En ese plano, los últimos entrenamientos del año, trajeron la imagen de Panadero moviéndose en la cancha tras muchos días y el regreso de Adriam Moss con el balón en las manos.
Minutos pueden caerle a tan importantes retornos en el partido del domingo; en Valladolid, en palabras del entrenador cacereño, la falta de, sobre todo, Moss, hubiera dejado un coste mas alto que en anteriores choques en los que el 2016 saliera mas airoso.
Sentido a sus palabras no le falta, no en vano en entrevista de prensa posterior, deja claro Piti, que contar con Moss es algo que da a su equipo, un elevado tanto por ciento de necesidad.

Pero como las circunstancias son las que son, el Cáceres encara el partido en un día no habitual, con idénticas insuficiencias con las que terminase el anterior disputado. Conjugarse y sobre todo encontrar el acierto en tiro exterior del que en demasía adolece, son aspectos a modo de mejora que como propósito del año estrenado, los de Hurtado deben demostrar.
El exterior de la zona, con hombres para moverse con soltura y lanzar con acierto, es tarea superable para el cinco cacereño. Mas, cuando su juego interior, una vez recuperado Moss, ocasiona problemas en el contrario de los que preocuparse en demasía.

Rival para ello no le falta en la jornada quince de esta regular. Pujol Lleida , 8/6 en su casillero victorias –derrotas, tendencia de último partido ganado, justo fuera de su cancha ante Laguna Canarias, 80-93. Equipo que ha conquistado cinco de sus ocho partidos ganados alejado de su parquet, -Rosalía, Valladolid, Burgos, Mallorca, La Laguna-, media de 87,14 puntos por partido, 43% en tiros de tres y 57% de dos. Todo para completar un partido de superación en el Cáceres 2016.
Justo, esta semana, en prensa local de la ciudad catalana, se escribe de la junta de accionistas del club leridano. Escasa en su comparecencia, en dicha junta, la premisa de sanear arcas y el compromiso cercano de estar en la ACB en corto espacio de tiempo, es la promesa hecha por su presidente. En el plano deportivo, la vuelta de algunos jugadores que arrastrasen problemas físicos, es, como en Cáceres, la noticia de este regreso a la competición.
Podría contar pues, Edu Torres, técnico catalán, con todo el plantel para visitar el Multiusos. Y no se trata de los cortos el plantel leridano.
Buenos bases, buen perímetro y buen complejo interior, el Pujol, posee líneas en las que trabajar en demasía para poder dañarlas.
Dirigen el equipo Quino Colom y Mendiburu. El primero es quien posee mas minutos y es a sus 20 años un acertado jugador con buen manejo del balón. Por fuera la oferta no es corta; Troy Devries, máximo anotador del equipo, Alberto Miguel, Salva Arco, Dimitri Flis, cuarteto con potencia anotadora, (497, entre los cuatro, de los 1220 puntos anotados del equipo).
En el interior, Fornás, Vinicius, Edu Torres y Hettsheimier, joven pívot brasileño, este último, de 22 años y 2.08 metros, que tras ser fichado por Estudiantes en ACB fuera cedido para ultimar su progreso hace dos años. Físicamente potente y con buen tiro a cuatro o cinco metros, promete al menos, protagonizar un interesante duelo con Simien bajo los aros.
Todo ello bajo ordenes de Edu Torres, barcelonés de 44 años, nacido para el baloncesto en la casa del Juventud de Badalona. Con experiencia ACB, Andorra, León , Lérida y Gerona ,Torres, es el técnico buscado por los catalanes para hacer efectiva la vuelta a primera competición, que en esta semana prometiera su presidente.

Así que, cerrado el plazo de descansos, el Multiusos recobra su pulso competitivo. Amparado en un tranquilo puesto once en la clasificación, el Cáceres, encara la recta final de la primera vuelta con el sentido de la responsabilidad creada para sentirse importante ante su grada.
Hurtado, exigido y exigente, sabe de presión ante partidos importantes. Terminado el tramo de adaptación así mismos, encontrar el camino de la regularidad es el juicio de propósito para el año que nace, con el hecho reafirmado de ser respetados en tu plaza e importantes en la propia competición.

Comparativa de números Cc2016 - Pujol Lleida columna de la derecha.

2 comentarios:

taburete dijo...

Feliz año nuevo para todos los que visitais este blog.
El domingo estaremos en el Multiusos para animar como siempre a nuestro equipo.
¡Aupa el Cáceres!

Anónimo dijo...

La verdad es que leyendo tu crónica se da cuenta uno del trabajo que haces para tenernos informados y es extraordinario que podamos gracias a ti conocer al equipo que tendremos en frente, todo esto lo debería poner la prensa que en mi opinión se queda bastante corta.