miércoles, 4 de marzo de 2009

AL FILO DE LA CANASTA


EL PODER DEL ARO.

El filo de la canasta, ese círculo férreo que delimita el interior del aro, en unos casos compañero y en otros enemigo. Muchos son los que buscan amistad con este frío elemento, el cual se divorcia sin previo aviso, en el peor momento y si no, díganselo al Sr. Alonso (Illescas), que maldijo hasta la saciedad su último intento de canasta, o por el contrario a nuestro Sr. Ruikis, que encontró el maridaje perfecto y gracias a Dios, ha encontrado aro, en tiempo oficial de partido, no sólo en calentamiento y entrenos, esta semana, sin duda alguna colgaré su estandarte en solitario en lo alto de la torre, para dotar de máximo protagonismo a un guerrero que ha demostrado el dicho de “quien la sigue, la consigue”, convencido de que una vez roto su maleficio esférico, ha de encandilarnos en muchas otras ocasiones con sus tiros desde la línea de seis veinticinco.

De cualquier forma, es lo que tiene este apasionante deporte. Queda demostrado, no hay partido perdido, ni ganado, mientras no se oiga el bocinazo final. El de Illescas, no fue apto para cardiacos, de ahí, la importancia del poder del aro, elemento que en ocasiones parece tener vida propia. Todos los lanzamientos a distancia, incluidos los tiros libres, aún cuando, han sido repetidos, comprobados e incluso porcentuados al cien por cien, en entrenamientos y calentamientos, en un momento dado, pueden ser escupidos al exterior, por arte de birle-birloque en el momento crucial de un partido. La única técnica que en muy raras veces no funciona, es machacar el aro, violar la canasta con la fuerza del cuerpo y la mente, para terminar en la extenuación de los brazos colgados, en un ademán de prolongar el momento, mientras tu cuerpo se balancea desafiando la gravedad, con las piernas encogidas por encima de las desoladas cabezas del enemigo, incrédulos de no haber sabido proteger a su penetrado circulo con falda de red, asestando un golpe de mano de forma contundente y brutal.

Esperemos que la bonanza de nuestra situación en la tabla, se prolongue por mucho más tiempo, que nuestros jugadores se alíen con el filo de la canasta, o en el peor de los casos, que sean los del equipo contrario los mas sufridos con el aro. Quiero permitirme un pequeño consejo para nuestros estupendos guerreros, escuchen, lo mejor para omitir el mal de “Aro”, es no tocarlo, pero, por favor, que sea por dentro.

Guardián de la Torre.

5 comentarios:

Andrés dijo...

Muy bueno guardian de la torre, me gusta leerte todos los miercoles, además esta semana me gusta más porque podemos decir que pasado mañana veremos de nuevo a nuestro equipo y esperemos que sea la sexta consecutiva, porque vienen partidos muy duros.

Anónimo dijo...

Sabio consejo Guardián de la Torre, espero lo pongan en práctica nuestros guerreros, como suele usted llamarles.

Luis Blanco dijo...

Bola tienes un blog super entretenido la verdad, da gusto leer cada mañana las crónicas con las que nos deleitas y el miercoles con ese sabor de "el guardían de la torre" que nos hace vivir como en otra epoca.

Taburete dijo...

Muy bueno Guardian, cuando te leo, como dice Luis Blanco, parece que estamos en otra epoca y parece que te estoy viendo con tu coraza subido en lo más alto de la torre observando cada uno de los movimientos que hacen los "guerreros" del Cáceres.
Deberían consultarte a ti los arbitros cuando tienen dudas en algunas jugadas, ya que desde lo alto de la torre lo ves todo.

Con respecto al precio de las entradas del partido del viernes, creo que son un poco caras, teniendo en cuenta que es el equipo colista, con lo cual seguramente veremos un pabellon muy mermado.

Anónimo dijo...

Veras como no Taburete, no des esos animos, la gente tiene hambre de baloncesto y no subestimemos la colista puede dar la campanada, esperemos que no.